Ya se cosechó el 70% de la soja

0

En el transcurso de mayo y sobre la segunda mitad de abril se moderaron las lluvias. Esto ha sido muy importante y oportuno para que la cosecha Argentina de la oleaginosa esté alcanzando un avance del 67% del total de la superficie implantada. Cabe recordar que las lluvias de fin de marzo y principios de abril, primero sobre la franja oeste y luego sobre el este, se batieron con notables volúmenes que provocaron severos problemas de excesos hídricos.

Esta vez, la alternancia geográfica de las lluvias y luego, sobre la segunda parte de abril, los centros de alta presión que se anclaron en las regiones productivas más importantes, brindaron una oportunidad de oro a la cosecha de soja. De esta manera, con fuertes problemas de logística y de tránsito, y con un gran uso del almacenaje in situ en silobolsas, se avanzó con rapidez. Ante la experiencia del año pasado, en la franja central se priorizó la colecta embolsando aún mercadería húmeda, o avanzando sobre lotes sin piso, y que ahora marcados por el paso de la maquinaria deberán acondicionarse para la próxima siembra de trigo.

El avance de la cosecha de soja sobre 12,3 M de ha y los datos de rendimiento con que ahora se cuentan hacen posible ajustar el número de producción a 57,0 millones de toneladas, casi un 1,8% superior al guarismo de abril. Siguiendo el ajuste que ha realizado el SIBER de la Bolsa de Entre Ríos en la superficie de soja, que ha reducido el total implantado en 170 mil ha, se considera ahora una superficie sembrada de 19,0 millones de hectáreas, una superficie no cosechable de 1,06 M de hectáreas y un rinde nacional promedio de 31,8 qq/ha.

Región Pampeana

Siguen afianzándose mejores resultados en la franja oeste del país. En Buenos Aires, pese a los problemas que han marcado negativamente los rindes del norte, sobre todo en el noreste, los buenos resultados se afirman sobre el oeste y el centro provincial. Los ajustes positivos que se han realizado suben en casi un quintal la media provincial, pasando a estimarse 31,5 qq/ha.

En Córdoba, sacando los departamentos de Marcos Juárez y Unión, que cumplieron con las buenas expectativas y siguen considerándose con 39,2 qq/ha para el conjunto de primera y de segunda, en el resto provincial hubo sorpresas optimistas. Con más de un tercio de la cosecha levantada, se han elevado en toda la provincia las marcas, aunque se han hecho más notorias en la franja norte. Esto ha llevado a subir un quintal el rinde provincial. Córdoba ahora se posiciona con 32,1 qq/ha.

El progreso de la cosecha en Santa Fe, sobre todo en el sur, muestra resultados que han quedado por debajo de lo que esperaba. La marca provincial retrocede medio quintal, reflejando un promedio de 35,7 qq/ha.

En la provincia de La Pampa, hay mejores resultados de cosecha pero también notorios problemas de excesos hídricos que aún dominan la zona. Por ello no se descarta que se incorporen nuevos lotes a las pérdidas de cosecha. De todas maneras, se refleja una mejora del rinde provincial que sube 3 quintales, quedando en 27 qq/ha.

Siguiendo el avance de cosecha del que da cuenta el SIBER (Bolsa de Cereales de Entre Ríos), con los valores que arroja el 62% de cosecha de soja de primera y 20% de la de segunda, se obtendría un promedio provincial de 28,3 qq/ha, es decir 1,3 quintal más de lo que se estimaba hace un mes.

NOA y NEA

Si se toma el tándem Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Chaco, que, en conjunto, sembraron 2,04 M ha, el rinde medio arrojaba 26,9 qq/ha en la anterior estimación. En este informe, el rinde fue ajustado a 29,4 qq/ha, pero todavía falta una buena superficie por cosechar. En la campaña 2015/16, las cuatro provincias cosecharon 4,5 millones tn de soja sobre una superficie sembrada apenas menor (1,97 M ha) que ésta campaña. En la presente temporada, los rindes son la nota y se espera producir más de 5,6 millones tn de soja.

En Chaco, sobre todo en el oeste, los rindes están más cerca de los 40 que de los 30 quintales. Con el 30% de cosecha cumplido se avizora una campaña que puede terminar siendo récord. Lo mismo se aprecia para Santiago del Estero. Con el progreso de la trilla empiezan a ajustarse los números, situándose los mejores rendimientos entre 37 y 42 qq/ha. Los rindes en la provincia se estiman entre los 30 y 32 qq/ha. En Santiago del Estero se espera un rendimiento promedio para la provincia de entre 31 y 33 qq/ha.

Fuente: BCR

Te gusta? Compartilo!