Ya es una realidad el Instituto de Investigación de la Cadena Láctea en Rafaela

0

(fuente Nuestro Agro) A seis meses de su anuncio, finalmente crearon en forma oficial el Instituto de Investigación de la Cadena Láctea, que funcionará desde la Estación Experimental Agropecuaria INTA Rafaela con técnicos y científicos de nuestra región.

Un proceso que se inició en diciembre de 2019 finalmente fue oficializado con la firma de las máximas autoridades del CONICET y del INTA, que dan entidad formal al Instituto de Investigación de la Cadena Láctea (IdICaL). Se trata de una nueva Unidad Ejecutora de Doble Dependencia CONICET-INTA, que funcionará desde la Estación Experimental de Rafaela bajo la dirección del Ing. Jorge Villar.

El IDICAL es la sexta Unidad de su tipo que se crea en el país y tiene por finalidad, alcanzar objetivos de complementariedad para unir capacidades y recursos de ambos organismos a fin de potenciar investigaciones científicas y realizar actividades de desarrollo tecnológico y de transferencia al territorio, al tiempo que se hará hincapié en la formación de recursos humanos.

Para el investigador mejor escalafonado que tiene el IDICAL, Dr. Marcelo Signorini (CONICET), “este instituto es una unidad particular porque va a estar dedicada a la investigación en una cadena agroalimentaria completa como la lechera, y generalmente las unidades ejecutoras o los institutos de investigación de CONICET son temáticos; en cambio, IDICAL abordará la cadena desde la producción primaria hasta el producto elaborado”.

Por su parte, el Director del INTA Rafaela, Jorge Villar, celebró la oficialización: “la creación del IDICAL constituye la formalización de un trabajo conjunto de larga data de investigadores del INTA y del CONICET en la experimental de Rafaela, integrándose en diferentes grupos disciplinarios para llevar adelante proyectos de I+D”. Además, “la Unidad ejecutora le da un marco administrativo a esa relación, por lo que esperamos que logre aprovechar las ventajas que brinda tanto el INTA como CONICET –sugirió Signorini-. El INTA en cuanto a infraestructura, capacidad de realizar trabajos a campo y su llegada a los productores, y el CONICET con toda la capacidad de investigación, de financiamiento para proyectos de investigación extra-INTA, y la formación de recursos humanos que radiquen sus investigaciones en la Experimental de Rafaela”.

Una cadena atomizada y central en la economía nacional

El IDICAL tiene por delante un terreno prácticamente virgen en cuanto a investigación científica regional y nacional, ya que la lechería es una actividad productiva de gran relevancia en el desarrollo de amplias zonas del país pero nunca tuvo un Instituto de este nivel dedicado exclusivamente a desarrollar la cadena.

Según informa el INTA Rafaela, “la cadena láctea argentina es un sector que ocupa a más de 55.000 personas en 11.326 establecimientos y 760 empresas, los cuales producen y procesan alrededor de 10.000 millones de litros de leche por año”. Además, “el país exportar el 15% de la producción, con un ingreso de 760 millones de dólares anuales”.

En la estimación de su director, el Ing. Villar, “la lechería argentina se encuentra en una situación de estancamiento desde hace unos 16 años, a nivel de la producción primaria, industrial y de comercio exterior. Un aspecto que ha contribuido a ello, es la escasa inversión en I+D, que representa para la producción primaria argentina solamente el 0,05% del PBI Lechero, un porcentaje extremadamente bajo comparado con países productores como Nueva Zelanda (0,4%) y Australia (1,25%)”.

 

Las líneas de investigación que se preparan

-En el área de producción primaria: oferta forrajera (forrajes verdes y conservados), desarrollo de nuevos cultivares, prácticas agronómicas que mejoren la producción de forrajes.

-En el área de sanidad animal: estudio de enfermedades que afectan a la producción lechera, (incluidas las reproductivas) epidemiología, desarrollo de técnicas diagnósticas para enfermedades de interés veterinario, y desarrollo de estrategias de prevención (vacunas).

-En el área de sistemas de producción lecheros: evaluar la eficiencia de los diferentes sistemas en términos económicos, productivos y de impacto ambiental; y desarrollo en manejo de efluentes derivados del tambo.

-En el área de investigación sobre calidad e inocuidad de la leche producida: estudio de patógenos que se transmiten a través de la leche o productos lácteos y  xenobióticos (compuestos químicos como plaguicidas, micotoxinas o residuos de antibióticos, que pueden estar presentes en la leche, exponer al consumidor y generar algún efecto adverso).

-En el área de productos lácteos: desarrollo y estudio de productos derivados de la leche, fundamentalmente quesos.

-En el área económica: análisis económico-financiero de los sistemas lecheros

-Extensión y transferencia.

 

Te gusta? Compartilo!