Uruguayos impresionados por los métodos de producción ovina de la zona

0

_PCS6760 (2)

(Conexión Rural) En el marco del primer Encuentro Sudamericano de Hampshire Down desarrollado este viernes y sábado en Venado Tuerto, los criadores visitantes de Uruguay, Paraguay y Brasil se mostraron sorprendidos por el gran desarrollo que está teniendo esta raza ovina en la región.

Uno de los integrantes de la delegación oriental fue Gabriel García Pintos, quien describió: “Hemos visto un importante desarrollo y notamos diferencias en la cuestión alimenticia. El ovino en Uruguay es netamente pastoril, donde nosotros los tenemos todo el día suelto en el campo, paren en el campo, mientras que acá se hace todo tabulado”.

Explicó, por otra parte, que en estos momentos en Uruguay la gran problemática es el abigeato y los ataques de perros, “por eso tenemos que estar encerrando a los animales de noche. Ustedes tienen una alimentación a base de grano mucho más rentable, más accesible, mucho más barata. Estábamos comparando las distintas alimentaciones y a nosotros nos sale mucho más caro que en Argentina”.

Por otra parte, destacó que en nuestro país “vemos animales netamente carniceros y productivos. La verdad es que nos vamos envidiosos de ver lo que vimos”.

En el caso de la Cabaña Unelen que visitaron el viernes por la tarde, García Pintos remarcó: “En el triángulo genético estamos en la punta para padres de cabaña. Estamos viendo borregos de 10 meses, pesando 110 kilos, cosa que no es para cualquiera. Por eso queremos felicitarlos. Lo importante para los ovejeros que estamos en Uruguay, Paraguay, Brasil, Argentina, es que la oveja es una sola. Podemos buscar producción de lana o producción de carne. La lana fina se está diferenciando muy bien en el mundo y ahora ha repuntado el valor de la lana media, y la carne no tiene techo. Por eso lo que nosotros tenemos que producir es carne, que es lo que nos piden los mercados y los frigoríficos”.

Un dato preocupante sobre la producción ovina uruguaya brindó el visitante: “De 26 millones de cabezas que teníamos hoy estamos en 6 millones”.

Paralelamente, planteó que “los ovejeros tenemos que luchar contra los depredadores, contra el abigeato, contra los impuestos que nos ponen nuestros gobiernos”.

En cuanto al nivel de consumo, García Pintos señaló que la carne ovina es la cuarta más consumida en Uruguay y que gran parte de lo que se produce se vende a Estados Unidos y Brasil.

Sobre la posibilidad de pasar del sistema pastoril al tabulado, el cabañero oriental explicó que el problema son los costos: “Por ejemplo la ración de alimento acá sale la mitad que en Uruguay, el combustible también es caro, hacer un galpón en Argentina cuesta la tercera parte de lo que vale en Uruguay”.

A modo de conclusión el visitante se preguntó: “No valdrá la pena fomentar más lo que es la señalada (muescas en las orejas que indican la propiedad). Nosotros en Uruguay hicimos una vez una campaña para fomentar todos los cortes. Se llamaba ‘Churrasco ovino’ y les regalábamos las recetas. Cuando se hacen las cosas bien el consumo es excelente, pero hay que enseñarle a la gente que de una oveja se pueden sacar 75 costillas y no solo un costillar. Tenemos que unirnos, hacer jornadas informativas, llevarle recetas a la gente, y eso es posible hacerlo”.

Te gusta? Compartilo!