Rindes bajos en el arranque de la cosecha de maíz en el centro-norte santafesino

0

La semana se caracterizó por la variabilidad y alternancia de horas de sol, lluvias y nubosidad variable. Al comienzo, presentó inestabilidad climática, totalmente nublada, con precipitaciones de variadas intensidades en toda el área de estudio y con el transcurso de los días, se presentaron diversos escenarios, intervalos nubosos, precipitaciones (chaparrones) y jornadas soleadas.

Los montos pluviométricos acumulados en el período fluctuaron entre 02 y 25 mm, con máximos de 30, presentando una distribución geográfica muy heterogénea, en los departamentos del centro – norte de la provincia de Santa Fe.

Por otro lado, como consecuencia de los milímetros de agua caídos y los acumulados, continuaron los encharcamientos – anegamientos en sectores de posiciones topográficas bajas, pisos de predios muy húmedos, blandos y lotes no uniformes con mortandad de plantas, en los distintos departamentos, dice el informe semanal al 16 de febrero de 2021 del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Tales características ambientales con irregularidades espaciales, sumadas a las lluvias de las semanas anteriores, brindaron condiciones muy favorables para los cultivos agrícolas, consolidando y fortaleciendo lo enunciado en el informe anterior. También resultó muy positiva la respuesta de los mismos, a las oportunas aplicaciones de insecticidas.

Maíces

En el sector norte del área de estudio, puntualmente en el departamento General Obligado, comenzó el proceso de cosecha del cultivo maíz temprano. Los primeros datos mostraron bajos rendimientos (45 – 55 qq/ha) y con un alto porcentaje de humedad de grano, dichas cifras serían solo informativas.

Los maizales con destino comercial, no variaron sus estados, un 75 % de los cultivares se encontraron de buenos a muy buenos, algunos lotes excelentes, sin inconvenientes para su normal desarrollo, regular un 15 % y un 10 % pasó a malo, con marcados síntomas de estrés termo-hídrico y mortandad de plantas, sin recuperación.

En el área de influencia de las cuencas lecheras del centro – norte santafesino, el proceso de picado – embolsado, con destino al autoconsumo, se dio por finalizado, obteniéndose buenos resultados, en cuanto a calidad y a cantidad

Por su parte, el cultivo de maíz tardío presentó un 93 % en estado bueno a muy bueno con lotes excelentes, un 3 % regular y un 1 % malo. Los diferentes escenarios climáticos acontecidos, favorecieron el desarrollo y el avance de los estados fenológicos, expresando todo su potencial genético. Los maizales no evidenciaron inconvenientes sanitarios por plagas o enfermedades.

¿Cómo está la soja?

Un 95 % de los cultivares de soja temprana presentaron estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes, un 4 % regular y un 1 % malo, como consecuencia de los cambios de las condiciones climáticas desde la segunda quincena de enero de 2021, que fueron muy favorables para las etapas de floración y fructificación de los mismos

En tanto, los cultivares de soja tardía presentaron un 80 % en estado bueno a muy bueno, con algunos lotes excelentes, un 12 % regular y un 8 % malo. Como consecuencia de los cambios de las condiciones climáticas desde la segunda quincena de enero de 2021, que fueron favorables para el logro de mejoras en las etapas vegetativas y las estructuras de las plantas.

Los estados regular y malo, fueron los que no tuvieron respuestas, tras las condiciones ambientales mencionadas. En particular, dicha situación se dio por sectores o áreas sembradas en suelos con aptitud no agrícola o con limitantes, que se potenciaron ante contextos límites, como déficit o excesos hídricos. (fuente NuestroAgro)

Te gusta? Compartilo!