Recomendaciones del INTA para minimizar las pérdidas en la cosecha de soja

0

Cosecha-soja

A partir de los datos arrojados por las evaluaciones de pérdidas en la cosecha de la campaña actual, un equipo de especialistas del INTA y de otras instituciones y empresas del sector elaboraron un informe con recomendaciones para realizar una cosecha eficiente.

Frente a una gran campaña en la región productiva argentina, las evaluaciones realizadas por técnicos del INTA arrojan algunos datos de alerta con pérdidas de granos promedio en cabezal de 109 kg/ha, cuando ya se ha superado el 50 por ciento de la cosecha en Argentina. Se puede ver en estas mediciones que el 85 por ciento de las pérdidas se registran en el cabezal de la cosechadora, y entre las principales causas se destacan la falta de mantenimiento en los órganos de la barra de corte y la mala regulación del molinete, fundamentalmente por estar trabajando sobre cultivos de muy buen porte.

También es importante tener en cuenta que, ante la probabilidad de que permanezcan las lluvias en algunas zonas que quedan cultivos por cosechar, debemos estar preparados para terminar el trabajo sin valores de pérdidas extremos.

De acuerdo con los especialistas, “ante estos indicadores de clima adverso para la cosecha, deberíamos poner en la balanza la opción de cosechar con unos puntos más de humedad. Si bien ocasiona un gasto el secado, reduciríamos las pérdidas por cabezal y bajaría el riesgo ante precipitaciones elevadas”.

De todas las operaciones que realiza la cosechadora -corte, alimentación, trilla, separación, limpieza, almacenaje, descarga y desparramado de los residuos de cosecha-, el corte es la más importante. La barra de corte es el elemento principal del cabezal, ya que la planta de soja presenta una alta susceptibilidad al desgrane durante el momento de corte. La baja altura de corte de los tallos fibrosos produce movimientos laterales y hacia adelante que ocasionan rozamiento entre plantas y pérdidas por desgrane y desprendimiento de vainas.

La velocidad óptima de cosecha es otro factor clave para lograr disminuir los niveles de pérdidas por desgrane y vainas no captadas. El límite de velocidad está condicionado por el estado del cultivo, el sistema de corte y su estado. En un ensayo realizado por la Facultad de Ciencias Agrarias de Balcarce y el INTA se demostró que la velocidad óptima de cosecha para lograr un corte (cuchillas 4”x2”) con bajas pérdidas es 7 km/h, cuando esa velocidad es superada las pérdidas aumentan notablemente.

Los avances tecnológicos han llevado a la reducción del espaciamiento entre hileras de siembra, principalmente en la zona núcleo (35 cm, 42 cm y 52,5 cm) y en la actualidad es frecuente observar las cosechadoras en un sentido de avance sesgado (30°), respecto de las líneas de siembra. De este modo se optimiza el desempeño de la barra de corte, permite el ingreso del material con intervalos parejos de captación por efecto del molinete y reduce el desgaste sectorizado de la barra de corte, permitiendo prolongar la vida útil de sus componentes. También permite el autolimpiado de la barra de corte y evita el efecto “cola” con la sembradora de siembra directa que viene a continuación.

Estas y otras recomendaciones surgieron de un trabajo conjunto que llevan adelante técnicos del INTA junto a otros especialistas del sector: Juan Marcos Giordano (INTA Rafaela), Ulises Loizaga (INTA Las Breñas), Hernán Ferrari (INTA Concepción del Uruguay), Fernando Scaramuzza (INTA Manfredi), Mario de Simone y José Peiretti (INTA Salta), Santiago Tourn (Universidad de Mar del Plata), Federico Sánchez (Claas Argentina), Juan Ressia (Universidad de Azul), Ramiro Alberti (Agrosierras Tandil), y Juan Vásquez (Universidad Nacional de La Plata). Comunicación INTA Manfredi-Centro Regional Córdoba

011 – 15 6867 9681 – biancogaido.mauro@inta.gob.ar

Te gusta? Compartilo!