Puntos salientes a la hora de elegir un buen tractor

0

Ya sea buscando en internet o en concesionarios, a la hora de comprar tractores, podemos encontrar muchos y variados modelos. Tenemos que ser conscientes de la importancia de hallar un modelo que se adapte a nuestras necesidades y las características de las hectáreas.

Teniendo en cuenta el valor de estos vehículos, cambiarlos o adquirir uno por primera vez, es una inversión grande que no debe tomarse a la ligera. Por eso, buscamos los puntos más importantes a tener en cuenta para poder elegir la opción más acorde.

¿Cuál es mi tractor ideal?

Buscar tractores usados en venta o nuevos, puede ser un dolor de cabeza con la cantidad de opciones disponibles. Hay que tener en cuenta algunos puntos claves para no meter la pata o hacer una compra que nos salga muy cara en un futuro.

Una característica que se está priorizando en el diseño de estos vehículos es la seguridad y el confort de los operarios. Es algo muy importante a tener en cuenta, pero no lo único. Te dejamos lo que consideramos más importantes para que puedas elegir:

  • Seguridad

El tractor debe cumplir con ciertos puntos necesarios y requeridos por el seguro de los operarios. Es menester entender que además de facilitar y agilizar el trabajo, debemos cuidar a nuestro personal y proveerle equipamiento que priorice su salud e integridad física.

  • Confort

Más allá de la necesidad de una buena visibilidad, hoy la comodidad, calefacción, refrigeración y la amortiguación empezaron a ser fundamentales.

  • Suspensión

Hay que estar muy atentos de analizar la calidad de las suspensiones, no solo de la generada por sus ejes, sino también la del asiento del conductor.

  • Precisión

A cada año que pasa este punto sigue avanzando. Desde pantallas táctiles a brazos multifuncionales y pilotos automáticos. Cada vez el trabajo se facilita más para el operario.

  • Potencia

Este punto variará dependiendo de si se trabajará en el ámbito ganadero o en el ámbito agrícola, en el cual se necesitará más potencia para el sembrado, la tracción de equipos, pulverización, etc.

  • Tracción

Los favoritos, en el ámbito agrícola, son los de doble tracción, los cuales se caracterizan por una mayor fuerza de arrastre. Pero también podemos encontrar 4×4 o 4×4 articulados.

  • Marchas

Esto ayudará a ahorrar combustible si la gradación de las marchas es adecuada.

  • Transmisión

Cajas sincronizadas, marchas ultra-lentas, reversores de marchas o transmisiones convencionales mecánicas, son las opciones más vistas en el mercado.

  • Componentes hidráulicos

Si trabajaremos en el mundo agrónomo, los componentes hidráulicos cerrados son esenciales para facilitarnos la ejecución simultánea de aplicaciones.

  • Rodados

Las cubiertas radiales se imponen ante las convencionales ya que están diseñadas para reducir la compactación del suelo.

Tipos de tractores disponibles

Una vez que hayamos estudiado los puntos anteriores y elegido un modelo, podemos encontrar otras cuestiones en las que deberemos invertir. Comprar sembradoras será una de ellas. Aunque también cosechadoras y pulverizadoras pueden ser otros puntos en la lista.

Además, existen otro tipo de tractores para actividades y terrenos más específicos. Estos modelos priorizarán su maniobrabilidad y adaptabilidad a espacios más reducidos o con características determinadas.

Así podremos ver tractores fruteros, los cuales buscan una mejor accesibilidad, con cabinas estrechas y de entre 60 a 90 CV. Serán diferentes a los utilizados en olivares que trabajarán en zonas con más pendientes. También encontraremos tractores para invernaderos que serán los más compactos y maleables (40-50 CV).

Si bien el abanico de posibilidades puede marear un poco, lo importante es que, sea cual sea la elección, hay dos puntos clave que identifican a estos vehículos. Son maquinarias que no trabajan a alta velocidad, pero tienen una gran fuerza de tracción.

Hay muchas formas de clasificarlos, por su sector de trabajo, por cómo se adhieren al suelo o según la actividad que desarrolle. Esto nos obliga a identificar bien el objetivo que va a cumplir.

Indagar profundamente en esto hará de nuestra inversión un triunfo o fracaso. Así que tenemos que poner manos a la obra e iniciar nuestra investigación. Este puede ser el mejor cambio que hagamos en nuestro equipo de trabajo. (fuente Noticias AgroPecuarias)

Te gusta? Compartilo!