Producción ovina: una actividad muy rentable y con gran potencial en la pampa húmeda

0

encuentro ovejeros

(fotos y nota Conexión Rural) En el marco del primer Encuentro Sudamericano de Hampshire Down desarrollado en Venado Tuerto fue presentado el médico veterinario Javier Confalonieri, que será el responsable del laboratorio de genética animal que la Cabaña Unelen está construyendo en su predio.

En cuanto al Encuentro del que participaron criadores y técnicos de Paraguay, Uruguay y Brasil, más los anfitriones argentinos, Confalonieri comentó: “Creo que todo lo que sirva para relacionarse, conocer otros manejos, siempre sirve para crecer. Esta es una actividad que está creciendo mucho, que está teniendo mucho impulso en el país y lo demuestra que venga gente de otros países, porque ya lo vienen diciendo desde hace tiempo, sobre todo los brasileros, que en lo que es Hampshire Down, lo mejor del mundo lo tenemos en Argentina”.

Paralelamente, reconoció que “tenemos la ventaja operativa, que es a nivel mundial, de no tener scrapie, que es una enfermedad muy similar a lo que es la vaca loca. Entonces tenemos la posibilidad de exportar material genético, prácticamente, sin limitantes, sólo con el protocolo sanitario”.

El médico veterinario destacó que una de las ventajas de la crianza de ovejas es que “arraiga gente en el campo y eso es algo que tenemos que volver a intentarlo. Lo que hay que combatir es el abigeato, el robo, hacer prevención contra los perros salvajes que han hecho desastres en muchas zonas del país y por eso se ha perdido mucho la actividad”.

Un dato llamativo que aportó Confalonieri es que “una producción de ovinos es mucho más rentable que la vaca, por mucho, y que la soja de la zona núcleo. Cabañas que están instaladas en esta zona son una muestra acabada de esto. Las ovejas, por hectárea, producen mucho más dinero que la soja”.

El especialista también puso el acento en la importancia de llegar con distintos cortes a los supermercados y bocas de expendio: “Hay que empezar a promocionar este tipo de cultura culinaria, para que deje de ser una carne estacional solamente para las fiestas. Hay que copiar mucho lo que se hizo con cerdo que se vende con mucha más calidad y cantidad, a eso hay que apuntar”.

El otro punto flaco de la producción ovina es la falta de frigoríficos para la faena: “Hoy por reglamentación los frigoríficos si faenan bovinos, no pueden faenar ovinos al mismo tiempo, y no están todos habilitados para hacer las dos especies. Entonces por una jaula de ovejas no van a frenar la faena bovina de un día. Lo que se está buscando es que haya más agilidad en este aspecto y después que haya algunos frigoríficos que sean específicos de ovinos”.

En este marco, lo que prospera es la faena clandestina que tiene la dificultad de no poder llegar a los supermercados por no contar con los sellos oficiales requeridos.

Te gusta? Compartilo!