Preocupación en Carsfe por la situación de los frigoríficos regionales

0

El presidente de Confederaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), el venadense Carlos Castagnani, advirtió que la medida anunciada por el gobierno nacional “le pegará muy fuerte” a Santa Fe, sobre todo porque la mayoría de los frigoríficos instalados en la provincia se dedican a la exportación. En ese sentido, hizo alusión a las dos grandes plantas de la región, el de la firma Black Bamboo Enterprises S.A de Hughes y la que pertenece al Swift en Venado Tuerto.

Ambas plantas se dedican principalmente a la exportación y con esta medida serán fuertemente perjudica, corriendo el riesgo de volver a perderse fuentes de trabajo“, resaltó.

Encima a esta situación hay que agregar que la planta de nuestra ciudad se viene de sufrir su paralización  debido a la interrupción de producción de los cortes kosher por las festividades judías.

Además, Castagnani aclaró que el cierre de la exportación de carnes no va  a solucionar el problema de la suba de precios. “Nosotros no estamos en contra de bajar la inflación, pero advertimos que esta medida no va a ayudar nada. Sobre todo porque el productor no es el que fija los precios“, acotó.

Por otra parte, expresó su disconformidad por la “inconsulta” por parte del gobierno. “Deberían haber llevado a una de las tantas mesas que tenemos en el sector para determinar alternativas. El problema es que realizan las medidas sin consultar a nadie”, aseveró.

Finalmente, confirmó que Carsfe adhiere al cese de comercialización de hacienda por nueve días decretado por La Mesa de Enlace que comenzará el próximo jueves y se extenderá hasta el 28 del corriente mes.

Comunicado oficial de Carsfe

Hoy asistimos a un nuevo anuncio oficial del cierre de exportaciones de carnes,  una nueva cachetada al productor ganadero, que ahonda la política del fracaso, y no hace más que acelerar el nefasto futuro para la ganadería.

Políticas similares en el pasado hicieron que se perdieran 12 millones de cabezas, cierre de frigoríficos con la consecuente pérdida de miles de empleos directos e indirectos.

La  solución no pasa por la caprichosa idea de un Gobierno resolviendo, insensatamente,  el cierre de exportaciones, sino por entender, de una vez por todas, que el mercado de la carne necesita de reglas de juego claras para poder desarrollarse, aumentar su stock y así cumplir con el abastecimiento interno y con los mercados externos.

Ante todo esto en defensa de la producción y el empleo, CARSFE se declara en estado de alerta y movilización. (fuente Venado24)

Te gusta? Compartilo!