Pese a las inundaciones, prevén que la campaña 2017/18 será otra vez récord

0

Pese a los excesos hídricos que persisten en gran parte del área agrícola, la Bolsa de Comercio de Rosario proyectó una producción total de granos 2017/18 de 127 millones de toneladas, un récord histórico. Esto es 1% por encima de la campaña pasada y 15% arriba del output obtenido hace apenas dos años atrás.

Uno de los factores de este auge en la producción tiene que ver con el incremento en el área de siembra. Desde la entidad rosarina calculan que es posible prever para la próxima temporada que el área a sembrar podría ascender a 37,2 millones de hectáreas en la campaña 2017/18, un 1,15% más que en el ciclo precedente.

Se destacan la suba del 7% en las implantaciones con maíz, que podría cubrir una superficie récord de 6,3 millones de hectáreas y el aumento del orden del 5% en el cultivo de girasol hasta casi 2 millones de hectáreas, fundamentalmente, a la buena rentabilidad del cultivo en el norte del país.

El trigo, por su parte, ha debido conformarse con una suba del 2% a 5,45 millones de hectáreas -por debajo de lo que el productor hubiese deseado- ante la imposibilidad de avanzar con las labores de implantación en lotes inundados y encharcados.

Del lado opuesto, se destaca la caída, por segundo año consecutivo, del área a sembrar con soja, que podía perder un 2% de su cobertura, sembrándose 18,7 millones de hectáreas, según datos de la BCR.

Los principales factores que determinan este retroceso son el alto nivel de inventarios que aún retiene el productor (se estima que el año comercial 2016/17 dejaría un volumen de stock final récord de 15 millones de toneladas) y la fuerte competencia que despierta el cultivo del maíz, cuyo margen neto ha mejorado notablemente a raíz de los cambios en la política comercial que se implementaron a partir de diciembre de 2015.

Por otro lado, la Bolsa planteó que las perspectivas de precios en el corto plazo no lucen muy alentadoras a la luz de la merma en el margen de rentabilidad del sector de procesamiento y exportación de oleaginosos que imposibilita mejorar su capacidad de pago. Caerían, asimismo, un 6% las siembras de cebada (como contracara del aumento en el área cubierta con trigo) y un 2% las de sorgo (debido, nuevamente, al renovado interés en apostar al maíz), hasta 0,9 y 0,8 millones de hectáreas, respectivamente.

Fuente: Clarin Rural

Te gusta? Compartilo!