Más multiplicadores trabajan para alcanzar la mejor semilla

0

Muchos años antes de que   llegara a la Argentina, el ingeniero agrónomo Ignacio Rosasco había comenzado una relación comercial con la  entre los años 1999 y 2000, en aquella época el germoplasma STINE hacía su aparición en el país con un potencial que ya marcaba la diferencia.

Con este vínculo de años entre los titulares de ambas firmas como puntapié, la cooperativa se sumó al programa de STINE de multiplicación y fiscalización de semilla de soja .

La cooperativa fundada en 1941 viene siendo multiplicador de semillas autógamas desde el año 1986, se encuentra en Ascensión partido de general Arenales en la provincia de Buenos Aires, la cual cuenta con sucursales en General Arenales, Vedia, Leandro N. Alem, El Triunfo, Quiroga y General Pinto, además de dos plantas de acopio en La Angelita y Fortín Tiburcio.

El actual presidente de la cooperativa es Ignacio J. Ratto, el gerente general es el contador Diego Scarafia y el subgerente a cargo del departamento de  Agropecuarios es Gustavo Battaglia.

La multiplicación de la semilla de soja de STINE por parte de la cooperativa, se llevan adelante en campos que están distribuidos en el partido de general Arenales en la localidad de donde es oriunda la firma. Se trata tanto de campos alquilados por la cooperativa como de campos de productores asociados. Este año va a hacer soja contra estación para STINE en unas 300 hectáreas y a la par, multiplicará para hacer entre cincuenta y sesenta mil bolsas de soja para distribuir en la cadena comercial que abarca desde Junín hasta Quiroga.

El vínculo de STINE con la cooperativa nace a través de Ignacio Rosasco, a quien Gustavo Bataglia conoce desde el año 1998 con la aparición de las sojas RR y con quien Bataglia tiene un muy buen vínculo. Por este motivo al saber que STINE numero uno en los Estados Unidos en genética de soja llega a la argentina, se revitalizaron los lazos y surgió este nuevo vínculo de la cooperativa con la empresa, trayendo gran expectativa para el desarrollo y la multiplicación de estas variedades.

Respecto de STINE y su relación con la cooperativa Ascensión, Gustavo Battaglia explicó que “STINE como empresa familiar nos plantea un trato diferencial al del resto de las empresas, desde luego de la mano de Ignacio Rosasco y Jaime Del Pino, excelentes personas que transmiten un constante trato cordial que nos incluye como parte de la empresa. Hoy la Cooperativa de Ascensión puede tener un protagonismo fundamental dentro de la empresa. Ese es uno de los motivos por los que también, teniendo el respaldo de una marca de primera línea y teniendo el conocimiento de las personas a cargo, nos hace sentir muy confiado con la empresa con la cual vamos a desarrollar nuestra venta.”

En cuanto al procesamiento, Battaglia comenta que la cooperativa cuenta con un grupo de ingenieros que hacen el desarrollo de las variedades en los campos a través de lotes demostrativos y charlas. Además, intervienen activamente en el proceso de la semilla que arranca desde la siembra evitando la contaminación y la coordinación, para luego al desarrollar el cultivo, con la cosecha se hacen los controles en campo, y se envia la semilla de STINE a la planta de proceso en tolvas para evitar la contaminación de alguna variedad con la correspondiente limpieza estricta de cosechadora. El producto debe llegar multiplicado a la perfección para garantizar todo lo que ofrece la soja ENLIST E3 de STINE.

La soja STINE es el germoplasma más utilizado en el mundo, con un abanico de madureces que cubren toda zona productiva. Hoy resalta la mayor innovación del mercado, la tecnología ENLIST E3. Esta era necesaria para dar un salto con una nueva tecnología en soja y abrir nuevos horizontes.

Una vez en la planta procesadora de Ascensión se realizan las muestras en el ingreso, las cuales determinan humedad, zaranda y daño climático, daño mecánico y luego se deposita en los silos con aireación y toboganes para que la semilla no se rompa al entrar.

Al ingreso se analiza y con la autorización de la gente de STINE se hace el proceso de clasificación. Ya finalizados todos los procesos, pasa al embolsado. En recipientes de cuarenta kilos o Big bags dependiendo de la necesidad. La Cooperativa cuenta con un galpón térmico para garantizar el mejor guardado de la semilla produciendo un ambiente benéfico para el su producción.

“El proceso de fiscalización y clasificación arranca desde el campo, cuando se recibe la semilla original los ingenieros van al campo, a la siembra y revisan las máquinas y los lotes. Desde allí́ arranca el proceso. Continua con el cuidado del cultivo de malezas, insectos, enfermedades y luego en la cosecha con la limpieza del lote, las cabeceras, la máquina, el camión y los auto descargables. Todo ese paquete de cuidados forma parte de la fiscalización que después ingresa a la planta porque si la mercadería viene mal del campo o dañada, no hay forma de arreglarla en la planta procesadora. Con todo esto intentamos darle el servicio de calidad que merece una compañía como STINE con su genética única y la tecnología que se suma al introducir el ENLIST E3. Esto sumado a la calidad humana de la gente con la que se trabaja, hace que trabajar junto a Ignacio Rosasco y Jaime Del Pino y su gente nos permita una coordinación y operatividad extraordinaria”, remarcó Battaglia.

Consultado sobre la oportunidad para el productor, Battaglia comentó que “unificar un auto de carrera con el chasis que es la Tecnología ENLIST E3 y con el motor de primera como es la genetica STINE, permite hoy al productor con la problemática de malezas resistentes, sin dudar, adoptar la tecnología ya que la variedad acompaña el rendimiento y las expectativas que él tiene. Creo que estamos frente a un gran evento y una gran posibilidad para que los productores conozcan las variedades de STINE y que a la vez cuente con una solución al alcance de su mano para poder controlar el problema de malezas”. (fuente Infocampo)

Te gusta? Compartilo!