Los multiplicadores se quedaron afuera del debate: pero también tienen su propio proyecto de reforma de la Ley de Semillas

0

Cuál es la posición de la Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores.
Los multiplicadores se quedaron afuera del debate: pero también tienen su propio proyecto de reforma de la Ley de Semillas

soja
La reforma de la actual Ley de Semillas (Nº 20.247/73) que pretende instrumentar gobierno nacional –tal como se anticipó– está lejos de lograrse en el marco de un consenso ante la exigencia, por parte de los representantes de CRA y FAA, de considerar de “orden público” el reconocimiento de la propiedad intelectual al momento de comprar semilla.

Si bien se trata de un conflicto de intereses entre un sector de la industria semillera y, por el momento, la mitad de la Mesa de Enlace (la otra mitad corresponde a Coninagro y SRA), lo cierto es que un integrante importante de la cadena de valor agrícola quedó relegado del debate: se trata de los multiplicadores de semillas.

Las empresas que conforman ese sector, integradas en la Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores (Casem), incluso elaboraron un anteproyecto de reforma de la Ley de Semillas que, por el momento, fue completamente ignorado.

La propuesta de Casem –en línea con FAA y CRA– propone declarar de “orden público” el reconocimiento del pago de toda propiedad intelectual (germoplasma + eventos biotecnológicos) al momento de la compra de semilla e incluso aclara que “su cobro siempre debe ser sobre la bolsa y no sobre la producción”.

La iniciativa de Casem, si bien contempla la posibilidad de sembrar semilla de propia multiplicación (“uso propio”), indica que esa práctica debe estar limitada a las empresas más pequeñas para que las grandes estén obligadas a comprar semilla certificada todos los años. El texto señala que los productores que quieran sembrar semilla de propia multiplicación deberán “estar previamente inscriptos y reconocidos como tales en el registro de agricultores autorizados para hacer el uso propio gratuito de semillas que llevará el Inase”.

El anteproyecto de Casem también determina que “el semillero multiplicador será el responsable del cobro del canon unificado (Valor Tecnológico y Derechos de Patente) de conformidad al valor que le informe a tal efecto el criadero obtentor”. Este apartado se incluyó con el propósito de evitar ciertas prácticas comerciales dañinas para los intereses de los multiplicadores.

En ese sentido, Pablo Martín Maña, gerente semillero de Héctor A. Bertone S.A., calificó a Don Mario como “los K (kirchneristas) de la semilla” porque “asfixian a los multiplicadores”, quienes trabajan por un dólar por bolsa, mientras que “ellos ganan 4,50 u$s/bolsa de regalias en promedio”.

¡Si el multiplicador está para más! ¿Por qué no dejan de sacrificarlo como lo sacrifican ustedes? Don Mario es uno de los criaderos que no permite que los multiplicadores puedan crecer; no lo ayudan, lo asfixian con regalias anticipadas y compras presionadas de originales”, añadió Maña en su cuenta personal de Twitter.

Valor Soja

Te gusta? Compartilo!