La venta de maquinaria agrícola muestra leves signos de recuperación

0

maquinas

Este año la industria de la maquinaria agrícola comenzó a mostrar algunos tenues signos de recuperación. Con el sector de sembradoras a la cabeza, la actividad “muestra perspectivas positivas”, que impactan especialmente en el interior del cluster de la actividad concentrado en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, y además, con un aumento moderado de la participación de equipos nacionales por sobre los importados.

Según un informe elaborado por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de Fundación Mediterránea y en base al reciente informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para el primer trimestre del año, las perspectivas son mejores ya que venían de un año muy malo como 2018.

“Al poner bajo la lupa el nivel de ventas de los diferentes rubros del sector, se destaca el caso de las sembradoras, con un importante repunte de las unidades vendidas de 43,9 por ciento en el primer trimestre de 2019 (en términos interanuales), luego de observarse una caída de 21 por ciento a lo largo de 2018″. En tanto, el relevamiento de Ieral señaló que las ventas de implementos no variaron en el trimestre respecto de igual trimestre del año anterior, aunque “es de destacar que en 2018 las unidades vendidas habían caído 23,9 por ciento”.

En el caso de cosechadoras se produjo una reducción de 10,6 por ciento en las unidades vendidas en el primer trimestre (en términos interanuales). Aunque el número es negativo, desaceleró la pendiente de caída. “Este guarismo puede interpretarse con algo de optimismo si se considera que el año anterior se habían desplomado 45,8 por ciento”, informó Ieral.

En cambio, en otro andarivel se encuentran los tractores, cuyas ventas mostraron una caída de 28,8 por ciento en el primer trimestre (en términos interanuales), menor a la experimentada durante 2018 que había llegado al 35,8 por ciento.

Por último, tomando la suma de unidades y un indicador agregado de ventas a precios constantes, se manifiesta una caída en el primer trimestre de 11,8 por ciento y 14 por ciento, respectivamente. Ambos indicadores habían verificado una caída considerablemente mayor el año anterior, de 30,1 por ciento y 34,4 por ciento, respectivamente.

Te gusta? Compartilo!