La suba de costos recortó el margen a la producción de cerdos

0

Enero fue un mes con estabilidad en el precio del cerdo en pie en pesos y disminución del valor dolarizado, con un aumento del costo de producción, relacionado con el maíz e insumos que se mueven con respecto al dólar y por lo consiguiente, una disminución del margen bruto. Ese fue uno de los párrafos centrales de la conclusión que el especialista Juan Luis Uccelli realizó en el balance del primer mes del año para la producción porcina.

 “Se mantuvo la tendencia de mayor peso de faena que viene del año anterior y permite presuponer que al igual que en el 2020, tengamos un crecimiento por eficiencia de madres y aumento del peso de los animales faenados. No hay avances en la devolución del IVA inversiones, tema que condiciona de forma total un crecimiento genuino”, indicó el experto.

Por otro lado, Uccelli destacó que “hubo una suba importante en los precios de los cortes al público, especialmente los de menor valor, como el jamón y la paleta, empujados por el fuerte incremento en los cortes vacunos. Lo que no sube es el poder adquisitivo de la gente, y los medios que se buscan como opción, no son los que sirven para llegar a los más necesitados”, agregó.

Pero al observar el horizonte de 2021, el especialista indicó que “este año es un año electoral, y en los últimos 15 años siempre fueron positivos para el sector porcino y desde ya estamos convencidos que será mejor que el 2020”.

En el informe, detalla luego que “el precio del cerdo en pie tuvo una quietud desde octubre y hasta el propio enero de este año en las cotizaciones en pesos nacionales. Al existir una devaluación constante por goteo del peso contra el dólar, vemos una disminución importante en los últimos meses del año pasado, que se repitió en el mes de enero, pero que marca un valor importante y superior con respecto a enero de 2020. Los valores siguen siendo bajos con respecto a los promedios 2012/19 y la comparación regional lo posiciona con un precio competitivo, muy similar al de Brasil y por debajo del resto de los países”.

En términos comparativos, el estudio remarca que el precio del vacuno sigue firme como los últimos 45 días del año pasado, generando problemas en los precios al público que también han subido.

Las fuertes subas de los cereales, por cuestiones de mercado, sumadas a otras cuestiones como las políticas y la de paros de transporte han generado una fuerte suba en ese costo. Y al tener valores del cerdo en pie estables en pesos y en baja en dólares, se ha visto disminuido el margen bruto dolarizado.

Por último señala que el precio del corte de jamón tuvo un crecimiento importantísimo al público al igual que el del pechito, pero explica que “los cortes porcinos se vieron impulsados desde las propias carnicerías y supermercados por los altos precios de los cortes vacunos, con la famosa decisión filosófica, ‘si subo algo (carne vacuna), debo subir el resto (carne de cerdo)’. Esto en nada se condice con el aumento del precio del cerdo en pie que fue prácticamente cercano al cero”.

En las demás variables que refleja el estudio, se destaca que la suba del vacuno en pie (el índice novillo del Mercado de Liniers empezó el mes con $144,57 y terminó con $153,21). El maíz subió un 3,13% y la soja tuvo una reducción del 1,14%, pero en la relación de los dos, provocó un aumento en el costo. “En los últimos 12 meses todas las variables (maíz, soja, vacuno y cerdo en pie, pechito y jamón) subieron más que el dólar y obviamente más que la inflación y muy lamentablemente más que el poder adquisitivo de la población”, concluyó. (fuente Tranquera Abierta, diario Puntal)

Te gusta? Compartilo!