La mitad de la cosecha todavía está en manos de los productores

0

En el cierre del año pasado, luego de las elecciones presidenciales y previendo un incremento en los derechos de exportación que se concretó apenas asumió el nuevo Gobierno, los productores adelantaron la venta de la soja que se acaba de cosechar.

Ahora, una vez finalizada la cosecha, que fue 10% menor a la del año pasado, los productores parecen menos dispuestos a desprenderse de su capital.

El que ya aseguró un precio, parece ahora decidido a esperar y vender en función de sus necesidades antes que tomar decisiones en un marco de alta incertidumbre cambiaria y económica.

Hasta ahora el ritmo de ventas venía siendo superior al del año pasado. Hasta ahora. Pero al 10 de junio, último dato oficial disponible en la Subsecretaría de Mercados del Ministerio de Agricultura, se han colocado poco más de 25 millones de toneladas a la exportación y a la industria aceitera. Es el mismo volumen que lo vendido a esta altura en 2019, pero cabe recordar que la cosecha pasada rondó las 55 millones de toneladas. En términos comparativos y porcentuales este año se comercializó menos soja.

Esto significa, por otro lado, que los productores tendrían en su poder cerca de otras 25 millones de toneladas, que retendrán frente a los intensos rumores de cambios en la política cambiaria. Es probable que en ese contexto se comiencen a escuchar embates hacia el sector en las próximas semanas o que se usen estos argumentos en favor de la expropiación de Vicentìn, por ejemplo.

Cabe destacar que el año pasado el sector agropecuario fue el responsable del ingreso del 64% de las divisas que generó la exportación y la mayor parte las aportó el complejo oleaginoso.

En tanto, de la campaña nueva ya hay algunas ventas de soja, que también son inferiores a las del año pasado. Al momento se negociaron 454 toneladas de la soja que se sembrará en la primavera y se cosechará dentro de un año. Es muy temprano pero la tendencia indica que ya hay un retraso porque a igual fecha del año pasado se habían vendido 1.700 toneladas a exportadores e industriales. (fuente Bichos de Campo)

Te gusta? Compartilo!