Ganadería en verano: recomendaciones sanitarias y de manejo

0

Recomendaciones para el manejo de los rodeos en la estación más calurosa del año.

El verano es una época en la que el ganado bovino se encuentra sometido a estrés por las condiciones ambientales adversas. Bajo esta situación, el productor deberá tener presente algunas reglas indispensables para proteger su capital, el rodeo.

Los médicos veterinarios Germán Cantón, Micaela Dalceggio y Leonor Sicalo Gianechini, profesionales del Servicio de Diagnóstico Veterinario Especializado (SDVE) del INTA Balcarce, realizaron recomendaciones para el manejo de los rodeos en la estación más calurosa del año.

En la producción ganadera los bovinos están sujetos a acciones que suponen movimientos de hacienda. Estas operaciones necesarias, si se realizan los días de altas temperaturas, requieren de algunos cuidados. Con respecto a esto Cantón comentó “para poder realizar el encierre de los bovinos y llevar a cabo maniobras sanitarias (vacunaciones, desparasitación, entre otros) es vital tener en cuenta ciertas consideraciones de manejo para evitar pérdidas económicas”.

El profesional explicó que el suministro de agua, y comida, son aspectos fundamentales a planificar para cubrir los requerimientos fisiológicos del ganado durante el encierre, sobre todo si éste se prolonga más allá de lo previsto. Por su parte Dalceggio agrega, “un bovino adulto consume diariamente el 7 % de su peso vivo en agua, siendo indispensable para el correcto funcionamiento del organismo”. Los técnicos manifestaron que la privación de agua por períodos cortos de tiempo, con temperaturas ambientales medias para la estación del año, puede desencadenar, luego de reiniciado el consumo, un cuadro de intoxicación que puede manifestarse con signología nerviosa.

Del mismo modo Sicalo Gianechini expresó, “otro factor que se debe tener en cuenta es la calidad del agua. Se recomienda realizar un análisis para determinar la concentraciones de sales para prevenir el rechazo de su consumo”.

Por otro lado, la profesional explicó que otro punto a tener en cuenta es la privación de alimento por un período prolongado, que puede predisponer a la presentación de otras patologías. “Si bien la Hipomagnesemia generalmente está asociada a otra época del año, ante la situación de estrés y la disminución de la ingesta se genera una movilización grasa comprometiendo los niveles de magnesio en sangre, desencadenando un cuadro de tetania hipomagnesémica” declaró la técnica, y enfatizó, “de no instaurarse la terapia correspondiente de manera rápida, se producirá la muerte de los animales”.

Otras problemáticas sanitarias en esta época del año:

“Si el rodeo se encuentra pastoreando festucas tóxicas, u otras pasturas infectadas por hongos tóxicos, la movilización y arreo de los animales con temperaturas superiores a 25ºC constituye un factor de riesgo para la presentación del cuadro golpe de calor”, comentó Cantón.

Por su parte Sicalo Gianechini agregó, “también, considerando la fecha del año, los servicios se acercan a su finalización siendo oportuno el control del rodeo”, y explicó que si se observara un gran porcentaje de vacas que todavía muestran celo, podría indicar que no comenzaron el servicio con un buen estado corporal y/o la presencia de enfermedades de transmisión sexual.

“La revisación clínica de los toros luego de ser retirados del servicio (a partir del mes de retirados) permite evaluar patologías asociadas a la actividad durante el entore ya sean de origen traumático (locomotor y genitales externos) o infeccioso (venéreas)” añadió Dalceggio.

Cantón concluyó, “si esta vaca no se ha servido hasta ese momento, puede ser difícil que lo haga, si las condiciones climáticas venideras son de temperaturas extremas”.

A continuación, los profesionales del SDVE enumeran recomendaciones a implementar para evitar alguno de los problemas que tiene el manejo del ganado con temperaturas altas:

– Realizar los arreos de manera tranquila, respetando el paso de los animales.

– Brindar agua y alguna fuente de alimento (rollo), en las plazoletas o corrales donde permanecerán los animales.

– Considerar la administración de magnesio inyectable preventiva sobre todo si el encierre es con vacas con buena condición corporal.

– Realizar los encierres en horas de menor temperatura (mañana y tarde-noche) a fin de evitar el golpe de calor.

Por EEA INTA Balcarce

Te gusta? Compartilo!