Forraje verde hidropónico para alimentación animal

0

Una empresa argentina de ingeniería con una profunda vocación por la innovación, diseñó cabinas hidropónicas de  verde para  animal, con un alto valor nutricional de pasto “vivo” que los animales comen íntegramente sin desperdicios.

BioForrajes es una empresa de Emyvec SRL, ubicada en la ciudad de Ituzaingo, provincia de Buenos Aires, que se dedica al diseño y fabricación de sistemas de producción de  (FVH), el cual puede estar contenido en cabinas hidropónicas transportables “que fabricamos en distintos tamaños”, o bien armarse in situ “cuando los tamaños o volúmenes de producción requeridos no permiten ser transportados”.

“Este tipo de producción de forraje verde hidropónico, permite desacoplar el sistema productivo de las adversidades y contratiempos que ocurren en la cadena forrajera (sequías, inundaciones, estacionalidad) obteniendo rindes programados, que aumentan los ciclos anuales de producción, ya que se dispone todos los días del alimento fresco para el animal”, destacaron desde la firma.

En la misma línea, el sistema también permite que un veterinario “diseñe” el tipo de dieta adecuado al estadio y/o el tipo de producción que se quiera realizar, como por ejemplo dietas para engorde, tambos, destete, entre otras, eligiendo el tipo de semilla a utilizar, “hasta se puede combinar varias semillas de avena, maíz, cebada, etc. a la vez”, ampliaron.

¿Qué es el forraje verde hidropónico (FVH)? Es un alimento que por ser desarrollado hidropónicamente es fresco y limpio, sin agregados químicos ni aditivos, libre de contaminantes como los pesticidas y herbicidas, motivo por el cual lo consideran un “alimento orgánico”. Además permite ser producido en los lugares deseados y fácilmente transportado a los lugares de consumo.

¿Cuál es el valor nutritivo del FVH? Está dado principalmente por los cambios bioquímicos que ocurren en el metabolismo de la germinación: jugo de pasto (“grass juice factor”), que atribuye al aumento en la producción de leche y ganancia de peso vivo.

Además se trata de un forraje limpio e inocuo sin la presencia de hongos e insectos que asegura la ingesta de un alimento conocido por su valor alimenticio y su calidad sanitaria. “Los animales no comerán hierbas o pasturas indeseables que dificulten o perjudiquen los procesos de metabolismo y absorción”, afirmaron.

Uno de los ejemplos destacados fue el comúnmente hongo denominado “cornezuelo”, que aparece usualmente en el centeno, el cual al ser ingerido por hembras preñadas induce al aborto inmediato “con la trágica consecuencia de la pérdida del ternero y hasta de la misma madre”.

Asimismo en vacas lecheras, muchas veces los animales ingieren malezas que trasmiten a la leche sabores no deseables para el consumidor final o no aceptados para la elaboración de quesos, artesanales fundamentalmente.

En cuanto a estudios actuales, “se demostró que el contenido celular presente en los brotes se libera en la masticación, y esto contribuye a una mejor y mayor degradación de la materia seca de bajo contenido proteico”, destacaron.

Análisis comparativo del valor nutricional del grano de avena y el FVH obtenido de semillas de avena a los 10 centímetros de altura y 13 días de crecimiento.

¿Ahorro de agua? En el sistema de producción de FVH las pérdidas de agua por evapotranspiración, escurrimiento superficial e infiltración son mínimas al comparar con las condiciones de producción convencional en especies forrajeras, cuyas eficiencias varían entre 270 a 635 litros de agua por kilogramo de materia seca.

Alternativamente, la producción de 1 kilo de FVH requiere de 2 a 3 litros de agua con un porcentaje de materia seca que oscila, dependiendo de la especie forrajera, entre un 12% a 18%. Esto se traduce en un consumo total de 15 a 20 litros de agua por kilogramo de materia seca obtenida en 12 días.

Desde la empresa detallaron que esta “alta eficiencia del FVH en el ahorro de agua explica por qué los principales desarrollos de la hidroponía se encuentren generalmente en países con eco zonas desérticas, a la vez que vuelve atractiva la alternativa de producción de FVH por parte de pequeños productores que son afectados por pronunciadas sequías”.

Te gusta? Compartilo!