Finalizó el 2014 con una marcada baja para los granos

0

El año finalizado se caracterizó por una marcada baja en las cotizaciones de los granos a partir del segundo semestre del año.

Los precios de la soja, que llegaron a alcanzar un máximo de u$s 561,7 a mediados de mayo de 2013, cotizaron en baja hasta el inicio de octubre, momento en que alcanzaron un mínimo de u$s 324,30.

La principal razón de esta baja fue la importante productividad alcanzada por los EE.UU. en esta temporada en relación con los cultivos de verano, que registraron un nuevo volumen récord.

El mercado tuvo que transitar en el comienzo de esta campaña bajo un escenario de escasas disponibilidades y una muy fuerte demanda, que provino particularmente del lado de la harina de soja, en un contexto de excelentes precios de las carnes bovinas en el mercado interno de los EE.UU.

Hasta ahora las exportaciones norteamericanas han sido robustas, pero un dólar muy firme en el contexto mundial podrá interrumpir esta tendencia o generar bajas de precios para ajustar la fortaleza de la moneda norteamericana.

Dentro del contexto financiero global se espera que la economía china se tranquilice en relación con otros años, aunque el crecimiento de esta nación fue proyectado superior al de otras naciones.

Otro dato importante será la próxima intención de siembra en los EE.UU., que podría conducir a un nuevo incremento en la siembra de soja, cultivo más económico de producir que el maíz, aunque este último cuente con una mejor demanda en el mediano plazo, sustentada por el buen ritmo de compras internas y externas de carnes.

Los traders norteamericanos seguirán monitoreando la relación de precios entre la soja y el maíz en Chicago, hasta entrada la primavera boreal, para definir su próxima decisión de siembra.

En trigo, los operadores consideran que la turbulenta situación de Rusia y su política de restringir las exportaciones ya son noticias viejas. También los temores en torno a la situación climática de los EE.UU., que podría dañar los cultivos, se fueron disipando en los últimos días. Las recientes mejoras en este cultivo han sido sustentadas básicamente por la marcada actividad de compras por parte de fondos de materias primas. De ahora en más, la atención de la plaza se concentrará en la demanda de exportación, particularmente por lotes de buena calidad.

Los commodities transitaron en general una merma en las cotizaciones en relación con lo observado el año anterior.

La baja más importante en el transcurso de 2013 correspondió al petróleo, que en este período sufrió una caída del 45,5%. Dentro de las diez bajas más importantes de precios, cinco de ellas corresponden a futuros agrícolas. La merma más destacada fue la del algodón, con un recorte del 29%, seguida por el poroto de soja (-21%), el aceite de soja (-18%), la harina de soja (-17%) y la avena, que experimentó una caída del 14%.

MAÍZ
El maíz pudo concluir el año con una baja del 6%, en tanto que el trigo sufre una merma de sólo un 2,5%, gracias a los inconvenientes climáticos y a la situación financiera rusa de las últimas semanas.

La suba más destacada dentro de las principales materias primas que se negocian en la plaza norteamericana correspondió al café, con un alza anual del 52%. Los futuros de carne bovina también tuvieron una excelente performance, con mejoras de entre un 23% y un 32%. Según la especialista del mercado de oleaginosas de Jefferies Bache Anne Frick, la soja para entrega en el mes de enero en Chicago reconoció un techo de u$s 399/t, registrado el 12 de noviembre pasado. Las cotizaciones se han logrado consolidar en niveles elevados, producto de la demanda de corto plazo y la activa participación de los fondos de materias primas, aunque según Frick esta tendencia se ve amenazada en el mediano plazo.

La especialista considera que, en la medida que se consolide la idea de un buen escenario productivo en Sudamérica, esta tendencia se vería modificada. También contribuirá a la eventual baja de las cotizaciones la perspectiva de un nuevo incremento en la siembra de soja en los EE.UU., una posibilidad cierta a esta altura, a la luz de las actuales cotizaciones de Chicago.

La analista proyecta en el largo plazo cotizaciones bastante más flojas que las actuales, con la posibilidad que en el curso del segundo semestre los precios lleguen a testear niveles cercanos o por debajo de los u$s 9 por bushel (u$s 330/t) en la plaza de Chicago.

(*) Director de Panagrícola

Te gusta? Compartilo!