En la zona núcleo hay alertas por desgranes y lluvias

0

Pese que en estos últimos 7 días se avanzó sobre 2,3 M de ha sigue habiendo un fuerte retraso en la cosecha.

A diferencia de hace un año, el establecimiento de centros de alta presión asociados a masas de bajas temperaturas han salvado a la cosecha de soja. En el ciclo pasado, los daños por precipitaciones se cobraron 5,7 millones de toneladas de soja. Sin embargo el retraso en el cultivo de la oleaginosa sigue siendo notable. A pesar de que en estos últimos 7 días se avanzó sobre 2,3 M de ha, se lleva un 40% de avance, cuando las estadísticas para esta fecha muestran 70 puntos. El atraso también enciende la alerta por posibles pérdidas por el efecto de desgrane que sigue acechando a varias regiones bonaerenses.

Por otro lado, hay pronósticos de lluvias muy importantes a partir del miércoles 3 de mayo sobre la provincia de Chaco. Habrá que seguir su magnitud. Allí se estimaban rindes récord.

¿ES NATURAL QUE SEA UN DESASTRE?
Ante la gran controversia que han generado las lluvias, con el mes de abril cumplido y el buen tiempo que ha aparecido en momentos claves, analizamos las lluvias desde diciembre hasta el reciente fin de mes. Para responder cuan extraordinarias han sido estas lluvias, se comparó con lo que sucedió hace un año atrás y también con las estadísticas de los últimos años 30 años.

Ciclo actual en contraste con el año pasado

Se observa en las dos imágenes que ilustran el período de lluvias de diciembre a fin de abril, que las máximas pluviales, comprendidas entre 1000 y 1200 mm, este año tuvieron un foco de menor acción. Se concentraron entre el sur de Santa Fe y el norte bonaerense, pero el área comprendida dentro de los 800 a 850 mm ha cubierto una mayor extensión geográfica, desbordando el área de Santa Fe hacia el noroeste de Córdoba.

El año pasado en cambio, el foco de acción de las máximas precipitaciones (por encima de los 1000 mm) estuvo sobre el centro este de Santa Fe y norte de Entre Ríos. De todas formas la isocurva de los 600 mm se internó mucho más en territorio cordobés hace un año.

En líneas generales puede decirse que los volúmenes de lluvias que recibió la región pampeana fueron similares aunque la distribución fue más concentrada en la campaña pasada.

COMPARANDO CON LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS
Para la región pampeana, la media de los últimos 30 años, tomando el mismo período, muestra una media de lluvias de 620 mm. En cambio este año la media está en los 750 mm. La distribución geográfica que marca la estadística en general se respeta, excepto por el pico de lluvias en el sur de Santa Fe y noreste bonaerense. También, hay otra distinción importante. En esta campaña hay una notable expansión geográfica de lluvias con montos de 600 a 650 mm. El pico de la media de los últimos 30 años fue representado con la categoría de acumulados de 750 a 800 mm. En este ciclo las máximas pluviales se elevaron a 1000 y 1200 mm.

Los datos confirman que las lluvias que afectaron a los cultivos, a las localidades y a la red de caminos que los interconecta, han sido muy significativas en distintos aspectos. Más aun al considerar que se está ante una producción total de 125 Mt frente a las casi 40 Mt de hace 30 años atrás.

Por GEA | Bolsa de Comercio de Rosario

Te gusta? Compartilo!