El rol de las aplicaciones tecnológicas en el agro argentino

0

Tomar alguna foto para registrar un problema en un cultivo, o un mensaje que está tirando un monitor sobre alguna calibración o para consultar sobre alguna pieza de una maquinaria, son actividades que todos los productores hacen en la actualidad. Las caminatas de horas para tomar notas a campo en una libreta, haciendo cálculos mentales, para luego llegar a la oficina y transcribir todo a una planilla de Excel, es una rutina que poco a poco se está dejando de lado, dando paso a la tecnología digital.

Desde el INTA se viene trabajando en resaltar el rol de las aplicaciones, el poder tomar información de diferentes maquinarias a campo para tomar decisiones de manejo. La incorporación de apps para smartphones durante el monitoreo de cultivos proporcionan una gran oportunidad de implementar un nuevo paquete tecnológico para llevar a cabo un control periódico con cruzamiento de datos obtenidos a partir de imágenes satelitales, estaciones meteorológicas, registros de siembra, cosecha, pulverización y otras variables cargadas manualmente.

En cada etapa del cultivo en la que se ve involucrada una maquinaria agrícola se genera información que luego se va visualizando en una tablet, en un teléfono o en una plataforma con un operador que está en una oficina sentado en cualquier lugar del mundo. Desde ahí es posible decidir cuál es el ambiente, qué densidad debo aplicar, evaluar la necesidad de fertilización o conocer la humedad del grano y su potencial rendimiento.

Durante la webinar “Cómo se potenciaron las apps con la nueva modalidad de trabajo remoto”, Diego Villarroel mostró los resultados de una encuesta que realizaron en abril de este año  analizando cuáles son las aplicaciones que más venimos utilizando actualmente y evaluar el impacto de las apps en las decisiones del agro.

Resultados de la encuesta:

– Hoy en día el asesor es el usuario principal de las aplicaciones y el que las usa al 100 %. Luego le siguen productores y contratistas.

– Las provincias con mayor participación en el uso de las apps está en primer lugar Córdoba (53 %), le sigue la provincia de Buenos Aires (23 %) y Santa Fe (10 %).

– Este uso crece en zonas donde las fincas son muy grandes, donde los recorridos son largos. De los usuarios encuestados, el 44.8% trabaja superficies mayores a las 1500has y el 26.4% 300 has.

– Casi el 80 % de los entrevistados está utilizando alguna aplicación. Un 20 % no las utiliza o no sabe bien cuáles utiliza.

– Casi en un 70 % vieron mejorada la rentabilidad con el uso de aplicaciones. Mayor agilidad en el manejo de datos y mayor utilización de la información que se genera.

– Respecto a en qué actividades lo aplica, la mayoría lo aplica a clima, siembra, pulverización, cosecha, fertilización, logística, clima, comercialización y monitoreo. 

Conclusiones

– Muchas apps están siendo subutilizadas y algunas que potencian el rendimiento y eficiencia de la maquinaria no se conocen o no tienen el merecido soporte técnico.

– Existen muchos procesos de medición y monitoreo tradicional que pueden transformarse en una app eficiente de medición y toma de decisiones.

– Hay muchas apps en estado de incubación que están esperando ser apalancadas por alguna aceleradora.

– La actividad ganadera es un terreno fértil para el desarrollo de apps, con el camino recorrido que le marcaron las apps agrícolas.

Te gusta? Compartilo!