El control de la diarrea viral bovina ayuda a una mayor productividad ganadera

0

El lunes 12 de julio se inició el Primer Congreso Internacional del Virus de la Diarrea Viral Bovina (VDVB) que tendrá continuidad el próximo 2 de agosto con la segunda jornada. El coordinador del Programa de Salud Animal del INTA, Ariel Pereda, abrió el Congreso advirtiendo que la diarrea viral bovina (DVB) “genera las mayores pérdidas por su influencia en los problemas reproductivos”.

Argentina presenta una tasa de destete del 60% y mermas tacto destete que rondan el 10%, esto último advirtió “trae pérdidas de entre 1.200 y 1.400 millones de dólares por temporada. No es solamente un problema productivo, sino también un problema económico financiero para el productor. Tiene que ver con la sanidad animal, pero también con el manejo, la nutrición, la genética, un montón de factores críticos”.

La consultora estadounidense Julia Ridpaph definió a la diarrea viral bovina como una enfermedad con “múltiples presentaciones clínicas que provoca inmunosupresión, que es lo que genera el mayor impacto económico para los productores”.

Ridpaph, quien estuvo a cargo de un proyecto de investigación del VDVB en el Usda, estudiando los patógenos que generan la DVB, las mejores formas de diagnosticarla y el desarrollo de estrategias de control, indicó que es un virus que “puede replicar en células del sistema digestivo, respiratorio y reproductivo, pero realmente le gusta replicar en los tejidos del sistema inmune”. En estos casos, llega a provocar de 35% a 75% de pérdida del tejido inmune”.

Las infecciones suceden por contacto directo o indirecto con la mucosa oro faríngea (estornudo, lágrimas, calostro contaminado, etc.) o del tracto reproductivo (semen contaminado principalmente).

Ridpaph propuso tres herramientas para el manejo del DVB: “Hay que detectar y eliminar a los individuos Persistentemente Infectados (P.I.), hay que frenar la aparición de nuevos PI mediante la vacunación, sobre todo para proteger a los más vulnerables y hay que evitar el ingreso de nuevos PI mediante bioseguridad”.

La especialista dijo que no es una buena estrategia mantener animales PI en el rodeo para obtener “inmunidad de rebaño”, dado que esa situación requiere mucho esfuerzo del sistema inmune de cada animal, y por lo tanto un gran estrés que le impide cumplir con otras funciones como la reproducción, crecimiento o producción de leche. “Es costoso dejar un PI en el rodeo, representa una pérdida por goteo, afectando las ganancias de la empresa agropecuaria”.

También advirtió sobre el peligro de seleccionar animales basándose solo en la apariencia en lugar de hacer testeos, dado que hay ejemplares que pueden ser aparentemente “normales” pero ser Persistentemente Infectados.

El DVB tiene la ventaja de que, solo detectando un caso, se puede comenzar a tomar decisiones para la sanidad de todo el rodeo: cuando se da la aparición de animales PI lo ideal es detectar y “hay que eliminarlos a todos”, agregó.

Para la detección recomendó como métodos de diagnósticos más sensibles la PCR y el ELISA de captura de antígeno y dijo que tanto el suero como el cartílago de oreja eran buenas muestras.

Consecuencias de la infección

A su turno,  Anselmo Odeón, del INTA y director del Área de Posgrado en Producción y Sanidad Animal de la Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Nacional de Mar del Plata, describió que el VDVB provoca en las vacas infecciones por “dos vías”: la “aguda”, que es temporaria, generalmente acompañada de una infección en el tracto reproductivo; y las infecciones congénitas que se producen durante la gestación, y se da en animales que nacen de una hembra persistentemente Infectada (P.I.) o que se infectó durante la gestación.

En el caso de los toros: también hay dos vías de infecciones y la transmisión se da a través del semen. “Aunque el origen de la infección sea distinto, el toro siempre es un factor de riesgo en cuanto a la transmisión de la infección con DVB”.

La DVB “se manifiesta clínicamente con repetición de celos, bajo índice de preñez y es de difícil diagnóstico”. El especialista describió que la enfermedad provoca: mortalidad embrionaria, infección persistente; abortos, malformaciones congénitas; e infecciones tardías.

Las malformaciones que provoca la DVB son el nacimiento de animales sin pelos, ciegos o con problemas de incoordinación (no pueden caminar, se tambalean), entre las más comunes.

Las infecciones tardías ocurren a partir del sexto mes de gestación y los terneros pueden nacer normales, no hay detección del virus, pero en muchos casos son animales débiles o de bajo peso que probablemente van a morir. Los casos de animales persistentemente infectados ocurren cuando la madre origina terneros P.I.

“La importancia de detectar el origen del DVB sea por infección aguda o de P.I., es que el 90% se originan en aguda, cuya detección es más difícil, van a tener bajo contagio mientras tengan anticuerpos calostrales; pero después van a ser altos eliminadores del virus”. En cambio, los nacidos de hembras PI –minoría- no tienen anticuerpos, pero son de fácil detección y tienen alto contagio porque siempre están eliminando virus.

“Es importante tener en cuenta la detección del virus en el ternero; si se lo deja para reproductor, va a eliminar siempre el virus por el semen y va a transmitir horizontal y verticalmente la infección”.

Odeón afirmó que “el impacto económico de tener un P.I. en el rodeo es directo: los porcentajes de preñez son menores, hay menor producción y mayor mortandad de terneros. Una pequeña diferencia de preñez implica 650.000 pesos anuales”.

El especialista del INTA dio las “claves” para controlar la enfermedad:

-Detención de animales P.I.,

-Adecuado plan de vacunación

-Medidas de bioseguridad adecuadas (estricto control de la compra de animales gestantes o de toros que podrían estar infectados).

La segunda jornada del 1ec Congreso de VDVB será el lunes 2 de agosto, a las 18:30 hs., con las presentacioens de Shollie Falkenberg, del Centro Nacional de Enfermedades Animales (National Animal Disease Cente, NADC) en Ames, Iowa, entidad dependiente del U.S Department of Agriculture (USDA); Demian Bellido, líder del proyecto de vacunas recombinantes bovinas de Bioinnovo – Vetanco; y Adrián Balbi, gerente comercial de Ganadería de Vetanco.

Para quienes se inscribieron a la primera jornada, les llegará el recordatorio para participar del segundo encuentro virtual. Quienes no hayan podido sumarse a la primera fecha y estén interesados en participar de la segunda parte del Congreso, pueden inscribirse en: https://bit.ly/3zYaplZ 

(fuente Noticias AgroPecuarias)

Te gusta? Compartilo!