¿El clima le gana la pulseada a los trigos?

0

Aunque todavía está fresco el recuerdo de la fuerte irrupción polar que hace tres semanas dejó temperaturas extremas bajo cero grado y graves daños en los trigos, ahora la preocupación pasa por las elevadas marcas térmicas. Sacando esa semana, no hubo frío, situación que se ve en las marcas de las medias de las temperaturas que han quedado por encima de los valores históricos para julio. Desde entonces, la tasa de desarrollo del cereal, que copia la curva de crecimiento de las temperaturas, adelanta etapas. En Córdoba, los trigos hace una semana que ya dejan notar el primer entrenudo, fase que normalmente debería advertirse recién a partir de la semana que viene. Este fenómeno térmico acorta la etapa de macollaje, limitando a los trigos a unos pocos tallos. El efecto, luego se nota en menor cantidad de espigas por planta, un componente esencial del rinde.

Trigos con un 50% de los lotes en muy buenas condiciones
Recomponiéndose de las heladas, volvió a subir la condición de los cuadros de la región núcleo. Los trigales cordobeses, que fueron los más afectados, no les vendrían nada mal unos cuantos milímetros extra de agua para estar en óptimas condiciones. Si bien no es un factor limitante, empieza a notarse la faltante. En cambio, esta semana se estuvieron resembrando algunos lotes del noreste bonaerense por los excesos hídricos. El cereal del norte de Buenos Aires muestra un amplio comportamiento de acuerdo a las fechas en que fue sembrado. Los ciclos más largos, los sembrados temprano, están en mejores condiciones que los cortos, sembrados tarde

Te gusta? Compartilo!