Del campo al consumidor: así será el nuevo Congreso Aapresid

0

El Congreso  es uno de los eventos más importantes de la comunidad agroindustrial. Históricamente es un espacio para la divulgación científica, la capacitación técnica de disertantes nacionales e internacionales, la ventana de exposición de nuevos productos, la charla constructiva en los pasillos, y muchas cosas más.

Hace un par de años agregaron salas dedicadas especialmente a la ganadería, entendiendo que en la actualidad pocos productores y técnicos son exclusivamente ganaderos y agrícolas.

Este año, el  da un nuevo paso hacia el futuro y encamina su edición XXVIII pensando en el consumidor, y sin abandonar las temáticas habituales.

El mega evento virtual se desarrollará del 18 al 28 de agosto en la plataforma de acceso libre y gratuito que albergará el Congreso Aapresid.

El gerente de Prospectiva de Aapresid, Martín Rainaudo, explica que “la idea de este Congreso es abrir el debate a todos los actores de la cadena: productores, ciudadanos, empresas, ciencia, decisores políticos e instituciones públicas, porque entendemos que los sistemas alimentarios necesitan de una mirada integradora, interdisciplinaria y participativa, como único camino hacia la verdadera sustentabilidad”.

El día de inauguración del evento arranca con una jornada destinada a la alimentación y hábitos sustentables, con charlas abiertas sobre huertas urbanas, compostaje, hábitos y decisiones de alimentación saludable.

En esa línea, la Lic. en Nutrición Lucila Bacci señala que “el concepto de hábitos saludables es amplio. Hoy sabemos que no sólo se limita a una dieta nutritiva sino que abarca varios ejes de la vida de las personas, y por eso necesita una comprensión global”. “Es importante revisar las decisiones que como individuos, familia y sociedad tomamos cada día y que definen nuestro estilo de vida”, explica la especialista que ofrecerá una charla sobre el tema en el Congreso.

Este dato no es menor si consideramos que el 61% de los argentinos sufre de exceso de peso, el 65% realiza poca actividad física y sólo el 6% consume al menos 5 porciones de frutas y  al día (ENFR 2018).

Afortunadamente son cada vez más los  que buscan adoptar hábitos saludables y esa tendencia no se limita a lo nutricional. La ‘sustentabilidad ambiental’ como factor de decisión de compra de alimentos y bebidas de los  creció entre 2012 y 2018 (Fundación IFIC) y se estima que la noción de sustentabilidad seguirá extendiéndose más allá de lo ambiental a factores como , comercio justo, entre otros.

En este contexto crecen iniciativas a nivel mundial para acercar a toda la cadena alimenticia, desde los productores hasta los consumidores, que en algunos casos intervienen varios actores en el medio.

Uno de los ejemplos que se pueden mencionar es “IBM Food Trust”, la red desarrollada por IBM para conectar a todos los participantes de la cadena que se apoya en la blockchain para transparentar y compartir todos los datos del sistema alimentario, y que será una de las novedades del Congreso.

A nivel de la producción, son cada vez más las empresas agropecuarias que apuestan a sellos de sustentabilidad. CONO SA y Tecnocampo son dos firmas argentinas que pasarán por el Congreso para contar por qué eligen ASC (Agricultura Sustentable Certificada) de Aapresid como sello de garantía de origen sustentable de las especialidades que comercializan en ferias internacionales de alimentos. También se perfeccionan metodologías de medición a campo y digitalización de aspectos como la Huella de Carbono, otro de los temas que pasará por el Congreso.

El enfoque integrador de los sistemas alimentarios se cristaliza también desde lo público: “Del campo al tenedor” (Farm to fork) es la estrategia de la UE que será presentada en Congreso y que reúne todas las etapas de la cadena en torno a una política alimentaria que busca la equidad y sostenibilidad.

Holanda es otro ejemplo en esa línea. “Agricultura, Naturaleza y Alimentos: valiosos y conectados” es la propuesta del gobierno holandés que pone el foco en una agricultura circular, eficiente que minimice las pérdidas y garantice ingresos satisfactorios a los productores. También apunta fuerte a la valorización de los alimentos, entendiendo que los consumidores tienen un rol central a cumplir, reduciendo los desperdicios y conociendo el origen de los alimentos. Para lograr esos objetivos la iniciativa define bases de colaboración estatal, provincial y municipal, diálogo entre actores y acciones específicas para promover el emprendedurismo. (fuente Infocampo)

Te gusta? Compartilo!