Crisis láctea: La Serenísima comunicó que a mediados de año cerrará su planta en Rufino

0

En la decisión influyó la fuerte caída en la producción de leche durante el 2016. Tiene 17 empleados.

La industria láctea Mastellone Hermanos, que maneja la marca “La Serenísima”, acaba de anunciar que a fines de julio va a cerrar una planta clasificadora de leche cruda en Rufino (en Santa Fe), en el marco de una “reorganización productiva” de la compañía.
En relación con el personal que trabaja en la planta -son 17 operarios-, la compañía está ofreciendo la posibilidad de trasladarlos a otros establecimientos de la compañía, entre otras alternativas, según publica Clarín.
“Lamentablemente, durante los últimos años, la conjunción de varios factores provocó una importante caída en la producción nacional, afectando el nivel de actividad de todo el sector en general y de nuestra empresa en particular”, informó la empresa en un comunicado.
Desde Mastellone explicaron que la planta de Rufino no está en condiciones de procesar la cantidad mínima de leche para ser sustentable operativamente En esta situación influye el estancamiento en la producción lechera nacional. “El año pasado, la Argentina produjo 9.500 millones de litros, una cifra menor a lo procesado en 1998. Esto significa casi 20 años de estancamiento de la actividad”, advirtieron desde la empresa, que también reconoció el impacto del cierre de tambos por las inundaciones de 2016.
Otro de los factores que golpeó a esta planta, según Mastellone, es la competencia con firmas que operan en la marginalidad. “En los últimos 7 años, casi un 50% de la caída del recibo de esta planta fue a manos de este tipo de empresas”, aseguraron.

Foto ilustrativa

Infocampo

Te gusta? Compartilo!