Cestari amplía y renueva la planta industrial de Colón

0

Cestari encara la renovación y ampliación de la planta industrial que posee en Colón (Buenos Aires), agregando 2.000 m2.

Las inversiones apuntan a incrementar la capacidad de carga para exportación y la logística de insumos.

“Lo principal son las instalaciones. Nos encontramos con una línea de producción que está bien organizada, pero para la exportación se nos complicaba”, explica Néstor Cestari, titular de la empresa.

“Entonces, se va a hacer una ampliación, que favorecerá mucho a la sección de comercio exterior”, agrega.

Contenedores

Una de las obras proyectadas consiste en una fosa que tendrá por función la carga de contenedores.

“Nosotros no estamos cargando en fábrica los contenedores, sino que mandamos a contenedorizar en puerto”, indica Cestari.

Ahora vamos a comenzar a cargar los contenedores en la fábrica. Una de las ventajas es controlar bien la carga; por ejemplo, cómo se ata”, añade.

“Nos hemos encontrado que, a veces, la contenedorización en puerto provocaba que la mercadería llegara dañada a nuestros clientes y eso no lo podíamos controlar”, remarca Cestari.

Logística

Las ampliaciones en la planta también ponen el foco en la gestión y manejo de los insumos fabriles.

“Otra de las ampliaciones que se decidió hacer es para el sector de conformado, donde nosotros tenemos todas las máquinas de fabricación y procesamos la materia prima”, refiere Cestari.

“Se decidió agrandar porque no había espacio para la logística interna dentro de la nave y, a su vez, algunos equipos fabriles aún estaban en el galpón de producción”, agrega.

Actualmente, la fábrica se compone de dos naves. Una está destinada a la producción de tolvas y otra al procesamiento de chapas. Hasta ahora, había procesos que se mezclaban.

Tecnología

También Cestari destina una parte de las inversiones a la incorporación de equipamiento industrial de última generación.

“Adquirimos un robot de soldadura y fue un esfuerzo gigante comprarlo”, remarca Cestari.

“Era un sueño que teníamos. En la fábrica hay máquinas de todo tipo, pero no un robot”, añade.

“Y es algo que ayuda mucho y más que nada para los procesos que requieren mucha soldadura y pueden ser procesos que requieren una soldadura repetitiva, piezas que se consumen mucho”, describe.

“También invertimos en el software para la conectividad de los distintos sectores de la fábrica. Ya lo teníamos, pero se compraron ampliaciones”, indica Cestari. (fuente MAQUINAC)

Te gusta? Compartilo!