Argentina no tiene cerdos suficientes para aprovechar la crisis de la peste porcina africana

0

panichelli

Darío Panichelli es un experto en cerdos, trabaja desde hace años en INTA Marcos Juárez, núcleo de la producción porcina argentina y donde se realizó por 13° vez la muestra más significativa del sector, Fericerdo, que este año tuvo la particularidad de no contar con animales por temor a que ingrese la peste porcina africana con algún visitante llegado desde el extranjero.

Dicha enfermedad fulminante ha llevado a que los chinos recorten nada menos que 150 millones de cerdos y se cree que para recuperar su stock les puede llevar de 3 a 8 años. Esto da a pensar que puede abrirse una gran oportunidad para exportar carne de cerdo al gigante asiático. Pero Panichelli bajó un poco estas expectativas: “En el corto plazo nada va a cambiar, todos el cerdo que producimos lo consumimos acá hoy, y hasta importamos. Ahora se van a exportar unas 200 toneladas a Asia, pero es algo puntual”, señaló el especialista a Bichos de Campo.

“En lo inmediato no nos beneficiará esto de la peste porcina africana, porque no tenemos para vender. Puede sí favorecer a otras carnes con más oferta, como la vacuna”, destacó.

Ahora, la pregunta es qué falta para poder crecer en la producción local de cerdo, porque como bien dice Panichelli “están dadas las condiciones geográficas y productivas”. Pero el gran problema según él es “la cuestión económica”.

En cualquier lugar del mundo la inversión por madre está entre los 5 a 7 mil dólares y la unidad mínima económica serían 50 cerdas. Una granja de 200 madres es una buena escala, pero armarla arroja una inversión cercana a 1 millón de dólares, todo un número para un argentino. “Teniendo en cuenta que la rentabilidad anual va de 10 a 12 %, resulta muy difícil recuperar rápido el capital. Hay que tener en cuenta que en el mundo se financian granjas de 10 a 30 años”, comparó Panichelli.

“Por otro lado, tenemos que industrializar los commodities en este país, es la única salida. El cerdo puede generar mucho trabajo. Hoy en la industria porcina, con 7 millones de capones que se producen al año se generan 38 mil puestos de trabajo directo y lo mismo de forma indirecta, cuando la industria automotriz da 60 mil puestos. Pasa que hay sectores más mediáticos”, finalizó el especialista. (fuente Bichos de Campo)

Te gusta? Compartilo!