Agua bendita para mejorar el trigo y recargar de humedad el suelo

0

En las últimas 24 horas se registraron lluvias que promediaron entre 15 y 20 milímetros en gran parte de la región pampeana afectada por la sequía.

Pese a que el milimetraje parece bajo, según los expertos se trata de una lluvia “oportuna” que frena el deterioro que estaba mostrando el trigo, con más de un millón de hectáreas con una condición entre regular y mala.

“Son 15-20 milímetros que se necesitaban de manera urgente, fue una lluvia sumamente oportuna porque veníamos hablando de pérdidas muy importantes”, señaló Cristian Russo, de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Las precipitaciones, en rigor, no solo sirven para el trigo, sino que ayudan para recargar de humedad el suelo de cara al inicio de la siembra de maíz. “Es un alivio muy importante”, precisó el experto de la Bolsa rosarina.

Desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires también hicieron un análisis sobre las precipitaciones registradas. Lo realizó Esteban Copati, jefe de Estimaciones Agrícolas de la entidad. “Estas lluvias frenan el deterioro del trigo en regiones que concentran poco menos del 30% de su área sembrada a nivel nacional. También suman un importante volumen de agua no solo en un momento clave de los cereales de invierno, que comienzan a transitar a partir de ahora etapas reproductivas castigados por heladas y sequía”, precisó.

En la zona de Fuentes y la región, en el sur de Santa Fe, el trigo venía golpeado por la falta de lluvias. Ahora se registraron unos 25 mm. “Le viene bárbaro, por lo menos ahora ya sabemos que no se va a perder por completo el cultivo, si bien los potenciales no se van a alcanzar”, dijo Alejandro Griorgi, técnico. Estiman allí una pérdida ya de 10 a 15 quintales para el cereal.

“La siembra de maíz puede llegar a realizarse con este milimetraje, aunque no sé si los productores se van a animar porque va a haber humedad solo para la siembra y no para los próximos desarrollos”, agregó.

Más allá del promedio de 15 a 20 mm en la región núcleo, hubo lugares por encima de esos registros, como 46 mm en Justiniano Posse, 30 mm en Isla Verde, 26 mm en Monte Buey, 32 mm en Villa María, 35 mm en Idiazábal, entre otras localidades.

Copati añadió que, además, las precipitaciones representan “la recuperación de humedad superficial al comienzo de la ventana de siembra de maíz temprano en una de las regiones donde más maíz temprano se siembra de toda nuestra región agrícola”.

Oficial

La Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) del Ministerio de Agricultura de Argentina señaló que “las reservas hídricas estimadas para trigo siguen siendo deficitarias en Córdoba, extendiéndose también al centro de Santa Fe y sectores de Entre Ríos”.

Además, el organismo había alertado que se estaba abriendo “la ventana de siembra de maíz en áreas donde las reservas hídricas son deficitarias”.

“En el sur de Santa Fe se estimaron niveles muy diferenciados de almacenaje hídrico, dependiendo del tipo de suelo, que van desde sequía a reservas adecuadas”, indicó ORA.

Para Entre Ríos precisó que “se observaría un leve desecamiento, manteniéndose la zona triguera principal en niveles de reserva escasa, mientras que en el noroeste de la provincia prevalecen las áreas en las que se ha estimado déficit hídrico”.

Respecto de Buenos Aires afirmó que “se ven algunas recargas leves, predominando las reservas adecuadas en el noreste y sur de la provincia”. (fuente Noticias AgroPecuarias)

Te gusta? Compartilo!