Advierten que el mal estado de los caminos pone en riesgo la ruralidad argentina

0

Matías de Velazco, presidente de Carbap, reflexionó sobre la realidad de los productores y la “brecha” que hay entre el campo y la ciudad.
inundacion
A fines de mayo, Carbap realizó el 1º Simposio de Caminos Rurales en la Sociedad Rural de Rauch
Hace aproximadamente 88 años, un grupo de productores crearon la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), con el objetivo de generar una entidad gremial que reflejase las necesidades y el pensamiento de quienes diariamente se relacionan con la actividad agropecuaria.

Para conocer las actividades realizadas por la entidad, los proyectos y la realidad del sector en La Pampa y Buenos, Agrofy News dialogó con Matías de Velazco, presidente de Carbap, quien es ingeniero agrónomo y productor de la zona de González Chávez.

Los intendentes como pieza fundamental de los caminos rurales, el lanzamiento de un plan ganadero junto a la provincia de Buenos Aires, la imprevisibilidad como obstáculo y ver al sector como un engranaje más de la economía argentina, fueron los principales ejes de la conversación

La ruralidad en peligro
A fines de mayo, Carbap realizó el 1º Simposio de Caminos Rurales en la Sociedad Rural de Rauch. Al compartir un balance del encuentro, el titular de la entidad, resaltó: “En primer lugar corroboramos que la situación de los caminos rurales es una gran deuda del Estado hacia los productores; en segundo lugar, tener un camino rural bien o mal no depende del sistema de gestión que tenga el municipio ya sea totalmente municipal o público-privada vía consorcio o cooperativa, sino que la esencia para que anden los caminos es el intendente”.

Otra conclusión fundamental a la que arribaron, es la importancia de la equidad entre la gente de la ciudad y la del campo. “En esto influyen los caminos, ya que cuando llueve los chicos no pueden ir al colegio, movilizar la producción, no están en igualdad de condiciones quien vive en el campo que quien vive en el pueblo”, ejemplificó de Velazco.

En relación a la equidad, señaló que también entran en juego, el acceso a la telefonía, a internet, a la electricidad, y a la seguridad, entre otros. Según de Velazco, todos estos factores hacen expulsar a la gente del campo. “Se va terminando la ruralidad en Argentina, siendo un país netamente productivo”, enfatizó.

“Un parche”
Al ser consultado sobre el plan que anunció la gobernadora María Eugenia Vidal para mejorar 12.000 kilómetros (km) de caminos rurales, de Velazco fue claro y contundente: “Creo que va a fracasar porque es muy difícil, se les va a complicar mucho la operatoria y la logística. Quieren hacer módulos de 4.000 km pero a la distancia es difícil, se le complica muchas veces a los intendentes que están en el partido para manejar”.

Para el dirigente agropecuario, la idea de Vidal de los 12.000 km es un “parche” para solucionar un problema de los intendentes. Al respecto, comentó: “Cuando asumió Cambiemos, desde Carbap le llevamos capetas con los informes de cada partido, donde mostraba que los intendentes cobraban la tasa a la hectárea y no arreglaban los caminos, y la provincia en dos años no pudo hacer nada. Por eso, es un parche para tapar algo que ellos no pudieron solucionar y creemos que esto no va a tener éxito”.

Una de cal y una de arena
De cara al futuro, según anticipó el titular de la entidad agropecuaria a Agrofy, Carbap y el ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires próximamente lanzarán un plan ganadero. Al respecto, detalló. “Es un plan sanitario para la provincia de Buenos Aires. Es una idea que le acercamos desde Carbap a la cartera agroindustrial provincial, al ministro le gustó y los vamos a lanzar en los próximos quince/veinte días”. Al respecto, detalló: “Vamos a trabajar sobre lo que es sanidad de reproductores y a buscar líneas de financiamiento”.

En otro orden, con respecto a la suba del tipo de cambio y el aumento de la tasa de interés, de Velazco Toda aseguró que “esta turbulencia económica que hay en el país le está haciendo mucho daño a la producción”, y argumentó: “Es un año en el que no tenemos capital de trabajo, porque las cosechas han sido muy malas o no han sido, entonces cuando el productor tiene que fondearse en el banco, las tasas están arriba del 25%. La verdad que no hay negocio que pague eso”.

Para el presidente de Carbap, la suba del tipo de cambio perjudica al campo “porque nuestros insumos están en dólares y nosotros vendemos en pesos”. Cuando ocurre este tipo de situaciones la gente aumenta los precios por las dudas, y se refirió a que los productores no son formadores de precios. En este sentido, ejemplificó: “Nosotros no ponemos precios ni de lo que compramos ni de lo que vendemos”.

Entre lo malo y lo bueno
En cuanto a los obstáculos que hoy enfrentan los productores de Buenos Aires y La Pampa, subrayó que el principal problema es la imprevisibilidad. “Nos cambian las reglas de juego continuamente, no sólo se trata del clima, sino también de las condiciones económicas. Días atrás hablábamos de retenciones, y no es un tema que quedó descartado, en cualquier momento las reimplantan”.

En cuanto a las fortalezas del sector, según su visión es la vocación por producir, y sugirió: “Sería bueno que el Gobierno deje de tenernos en cuenta solo para solucionar sus problemas de caja. Eso le haría mucho bien al país”.

El campo y la ciudad
Por último, dirigiéndose a aquellas personas que no tienen relación con el agro, explicó: “El campo ya no es lo que era hace sesenta años cuando se hablaba de oligarquía, el productor se levanta con el sol y se acuesta después del sol. Vivimos luchando contra el clima, desgraciadamente contra los gobiernos, son muy pocas las reglas de juego que podemos imponer. Muchas veces somos llamados injustamente por la ciudadanía como “oligarcas”. Es injusto, porque toda la gente utiliza cosas que nosotros producimos como los alimentos”, y subrayó: “Somos un engranaje más de la sociedad que no es reconocido”.

Te gusta? Compartilo!