$400 millones para tamberos

0

En Santa Fe, el gobernador Lifschitz presentó un plan de trabajo para prevenir inundaciones y solicitó además fondos a La Nación.

El clima es el protagonista indiscutido de esta campaña agrícola y los anuncios y resoluciones de ayer lo dejaron en evidencia. En primer término, se publicó en el Boletín Oficial la declaración de Emergencia Agropecuaria para las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Río Negro, Salta y Santa Fe y en segundo término; justamente en esta última provincia, su gobernador, Miguel Lifschitz, anunció una serie de medidas en el marco de la Emergencia Hídrica provincial.

El punto más relevantes y quizás uno de los más esperados por el sector productivo provincial es la conformación de un fondo de asistencia directa para los tamberos afectados por las inundaciones. En total se distribuirían alrededor de $400 millones a 1.300 establecimientos lecheros.

Para viabilizar la creación del Fondo de asistencia financiera, el Gobernador explicó que hoy enviará el proyecto de ley a la Legislatura provincial y que espera su rápido tratamiento así, cuanto antes, el Ministerio de Producción comienza a distribuir el dinero.

Básicamente se entregarán $2.000 por vaca hasta las primeras 200, la devolución será a tres años y a tasa cero.

Con respecto a las obras hidráulicas, Lifschitz detalló que hay un proyecto para realizar “seis grandes intervenciones en seis cuencas de la provincia y que pretendemos que sean financiadas por el gobierno nacional”; y precisó que en “una reunión que hemos tenido días atrás tuvimos el primer compromiso del ministro Frigerio que vamos a tratar de confirmar y ratificar mañana”.

En líneas generales está planificada la construcción de la Estación de Bombeo Norte en la Laguna La Picasa, en el departamento General López; la modificación de la estructura del puente sobre el canal Constitución en la Ruta Provincial N°21, la readecuación del arroyo, en el departamento Constitución y del canal Trasvasador en Arequito, departamento Caseros; la adecuación del arroyo Colastiné y la readecuación del Canal Vila-Cululú, en el departamento Castellanos.

Lifschitz también adelantó que enviará a la Legislatura el proyecto de ley del árbol que está destinado “a promover la reforestación de los territorios, con exigencias para el sector público y para los propietarios privados de tierras, porque este tema es una prioridad desde el punto de vista del control de las inundaciones”.

Luego de realizados los anuncios desde el sector productivo celebraron la promoción de obras hídricas, ya que es un reclamo de larga data pero todavía hay desconfianza respecto a la ejecución concreta del plan. Por supuesto que los fondos nacionales cumplen un rol fundamental pero las terribles inundaciones que vivió la provincia en los últimos meses mostraron que hay una necesidad concreta de realizar mejoras.

Respecto al dinero que será destinado a los productores tamberos, aquí también surgieron algunas críticas. Representantes de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (Meprolsafe) detallaron que, si bien estos fondos son indispensables para que el sector lácteo provincial continúe produciendo, todavía es necesario un plan de trabajo concreto para sacar a toda la industria láctea nacional de la crisis en la que se encuentra.

Por Yanina Otero | Ambito Financiero

Te gusta? Compartilo!