Santa Fe: en medio de las inundaciones comenzó la cosecha de maíz y arroz

0

La campaña agrícola está muy complicada como consecuencia de las sucesivas lluvias. Aún continúa la siembra de maíz y sorgo tardío, mientras que en algunos campos comenzaron con el picado y la cosecha de maiz, arroz y girasol.

En las zonas que no están inundadas, los perfiles de los suelos se encuentran con muy buena carga de agua, lo que representa una excelente disponibilidad para el período de mayor demanda de los cultivos. Sin embargo hay alerta por las áreas más bajas y deprimidas que se encuentran encharcadas. La siembra, por su parte, se desacelera y comenzaron las actividades de cosecha en la zona.

En aquellos lugares donde la maquinaria agrícola pudo ingresar se están realizando aplicaciones de herbicidas para el control de malezas, al mismo tiempo que continuó la siembra de maíz de segunda y sorgo.  Además, donde el clima lo permitió, se dio inicio a la cosecha del cultivo de girasol, maíz de primera y arroz. En el caso del maíz también se comenzó con el procesos de picado.

De acuerdo con el último informe de la  Bolsa de Comercio de Santa Fe, la siembra de los cultivos tardíos completa 176.540 hectáreas para maíz y 60.760 para sorgo. Lo que representa el 91% de la intención de 194.000 hectáreas para el maíz y el  98% de las 62.000 hectáreas de sorgo esperadas.

Situación cultivo por cultivo

Soja Temprana

Un 80 % de los cultivares presentaron estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes y el 20 % restante, continuó manifestando el impacto y los inconvenientes de las lluvias. Las condiciones ambientales que se registraron durante el mes de enero del corriente año, permitieron un normal desarrollo y comienzo del período de floración bajo muy buenas condiciones, con muy buena disponibilidad de agua útil, temperaturas medias diarias y horas de sol.

Las condiciones ambientales generaron condiciones muy favorables para enfermedades (septoria) y prescencia de insectos (isocas medidoras, anticarsia, militar y bolillera). Además se vieron las primeras chinches, por lo que el seguimiento y monitoreo de los lotes serían las actividades prioritarias en los próximos días.

Soja Tardía.

Las tareas de resiembra en sectores de lotes que se encontraron con  anegamiento, se concretaron parcialmente, de acuerdo a las características y a las condiciones de cada área en los departamentos del norte, General Obligado y Vera. Al registrarse, nuevamente, precipitaciones de importancia, en particular en los departamentos del centro – sur del área de estudio, las parcelas que fueron resembradas volvieron a encharcarse y anegarse, ante lo cual fue imposible la germinación, quedando totalmente perdida de dichos sectores.

El cultivo siguió presentando consecuencias e impactos de importancia por este período húmedo, como por ejemplo, retraso de la fecha de siembra, poco desarrollo de estructura de plantas, heterogeneidad de lotes y mortandad de plantas.

Todo ello constituyó una diversidad y grados de complejidad de relevancia, que a futuro le restarían posibilidad al cultivo de expresarse con buenos rendimientos, en los diferentes departamentos que constituyen el área de estudio.

Las aplicaciones realizadas, ante el grado de enmalezamiento que se había alcanzado, han dado su fruto y logrado en un alto porcentaje una buena eficiencia y control, situación que no se detuvo. Sumado a ello la presencia de insectos hizo que el seguimiento y monitoreo de lotes no se detuviera.

Maíz Total

Hasta la fecha el cultivo de maíz presentó un avance en la siembra del 91%, representando unas 176.540 ha. Unas 89.000 ha correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tendría dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino. Otras 87.540 ha corresponden a las parcelas sembradas en segunda instancia, denominado maíz de segunda.

En toda el área, que comprenden los departamentos del centro y sur fue muy lento el movimiento de sembradoras y de equipos, regulado por las condiciones de cama de siembra y de piso, que no fueron las óptimas.

Con el paso de los frentes de tormenta y precipitaciones registradas, los sectores que se habían resembrado, en áreas deprimidas, volvieron a encharcarse y como consecuencia de ello sería nula la germinación.

Maíz de primera

La actividad de picado de cultivares de maíz temprano, particularmente en el área de influencia de las cuencas lecheras en los diferentes departamentos, se hizo más lenta como consecuencia de las condiciones ambientales y de las precipitaciones ocurridas
La tarea tuvo un avance de 70 al 75% en el sector que comprenden los departamentos del centro-sur del área de estudio y muy puntualmente por posición topográfica alta, en departamentos del norte.
Los rendimientos se mantuvieron con muy buenos resultados en cuanto a calidad y cantidad, que habían expresado en los comienzos, los mismos en promedio fueron 12 a 13 metros bolsa/ha.
Los cultivares en un 95 %, presentaron un muy buen estado a excelente y el 5 % restante regular, consecuencia de las sucesivas precipitaciones ocurridas.
En el departamento Gral. Obligado, en muy pocos lotes, con cultivares más avanzados, se comenzó el proceso de cosecha, con un rendimiento promedio de 50 qq/ha.
Se estimó que el rendimiento promedio sería superior en 10 a 11 qq/ha, que el obtenido la campaña anterior, que fue de 76 qq/ha y la producción superaría las 500.000 tn.

Girasol

La situación en el área girasolera de la provincia continuó estando complicada, por el impacto de los eventos y excesos hídricos. Solamente, en los lotes topográficamente altos y con acceso a los mismos, se pudo reanudar la cosecha.
Los rendimientos promedios se mantuvieron y fueron de 12 a 15 qq/ha. con algunos lotes puntuales de 19 qq /ha.; para el caso con mayor grado de afectación y que fue posible el ingreso, los rendimientos oscilaron entre 4 y 5 qq/ha.

Arroz

El cultivo de arroz siguió en situación problemática; las condiciones ambientales de la semana poco favorecieron su normal desarrollo y mejoramiento.
Continuaron las tareas constantes de evacuación de las diferentes áreas y la defensa de la mayor superficie posible, tareas que vinieron realizándose a días del comienzo de las sucesivas precipitaciones que se registraron, a pesar de ello unas 4.500 ha resultarían comprometidas y complicadas.
La evolución de los cultivares continuó siendo heterogénea y con diferentes grados de consecuencias en los distintos estados fenológicos.
En el norte del departamento Garay, en lotes más avanzados comenzó, muy lentamente el proceso de cosecha.
A los escenarios naturales se sumó el corte de la ruta provincial Nº 1, que complicó y dificultó el traslado del cereal a los molinos.

Algodón

En la semana se retomaron las tareas en lotes menos afectados por los excesos hídricos. Las principales actividades se centraron específicamente en la aplicación de herbicidas, reguladores de crecimiento y aplicación de insecticidas, donde fuera necesario.
Continuó siendo importante la regulación del cultivo, debido a los excesos hídricos y altas temperaturas, para que el mismo no tenga un crecimiento excesivo y posteriormente dificulte el proceso de cosecha.
Sería necesario e imprescindible la continuación del monitoreo de los lotes, detectando los daños por picudo, sobre todo en los lotes en floración.

Sorgo Granifero

Muy leve avance en el proceso de siembra, en unos pocos lotes y finalizando el mismo. Recordándose que el grado de avance fue del orden de 98 %, representando aproximadamente unas 60.760 ha, sobre una estimación de intención de siembra de 62.000 ha, similar a la campaña anterior.
Fue el cultivo que menor impacto tuvo en el período, pero las complicaciones se presentaron en la última etapa de siembra, muy condicionada que fue prolongando su finalización.
En un 90 % del cultivo continuó en buen estado, en condiciones óptimas de humedad y temperatura, con un buen desarrollo y crecimiento, sin inconvenientes ni problemas sanitarios y 10 %, bajo porcentaje fue lo que se encontró afectado por los excesos hídricos, con consecuencias irreparables.

Te gusta? Compartilo!