La Picasa: los factores que hicieron de la laguna una amenaza para la región
“La gestión no fue la adecuada, y el sistema nunca funcionó como lo previsto”, se desprende de un informe de la consultora en recursos hídricos Fiume Ingeniería.
PI4
La Picasa: aseguran que la gestión no fue la adecuada.
La laguna La Picasa se volvió una amenaza para el sur de Santa Fe, generando problemas a poblaciones cercanas e impactando fuertemente sobre la producción de la zona. De hecho, de acuerdo a un informe de la consultora en recursos hídricos Fiume Ingeniería, el área media de la laguna se quintuplicó en los últimos años.

Área de la laguna en Km2

picasa factores que hicieron laguna amenaza region

RAZONES DETRÁS DEL CRECIMIENTO
En el siguiente gráfico y tabla se contrasta el área de la laguna con las precipitaciones ocurridas, en el periodo 1972 – 2017 (45 años).

picasa factores que hicieron laguna amenaza region

“El régimen de precipitaciones no presentaría grandes cambios que pudieran indicar que el problema de incremento de nivel de agua de la laguna sea exclusivamente por su causa”, explicaron desde Fiume. Se podría decir que el incremento de los niveles no estarían solo asociados a las precipitaciones que se dieron sobre la cuenca sino también a otros factores tales como el cambio de usos de suelo, canalizaciones, falta de políticas de manejo de cuenca, etc.

La cuenca de aporte a La Picasa posee un área aproximada de 5350 Km2, y es compartida por las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe.

Ubicación de la cuenca la Picasa

picasa factores que hicieron laguna amenaza region

Del informe de Fiume se desprende que este sistema es endorreico, o sea que no tiene salida natural hacia el mar, y lo que precipita queda en la cuenca, en este caso se acumula en la laguna dado que es la parte más baja. Estos sistemas tienen como principal salida la evaporación y la infiltración.

Obras realizadas en la cuenca
A partir del año 1999 con motivo de la crecida de la alguna, se empezaron a realizar una serie de estudios y obras que continúan hasta el presente. Entre las obras más significativas se pueden mencionar:

La ejecución de un canal de aproximadamente 120 km de longitud, uniendo una serie de bajos, y que finaliza en la laguna.
Obras internas de regulación, conformadas por siete embalase reguladores, ubicados en bajos naturales, y en línea con el canal antes mencionado.
Estructuras de derivación en el Regulador 7, con un canal que conduce agua por gravedad hacia el canal las Horquetas y este hacia el Rio Salado.
Estaciones de bombeos ubicadas en sector Norte y Sur de la Laguna.
En total se han construido en la laguna dos estaciones de bombeo con la finalidad de bajar su nivel, y mantener la laguna con un nivel aceptable.

La primera en construirse está ubicada en el sector norte, la misma se finalizó en el año 2000 pero no funciono por varios años por problemas con la provincia de Buenos Aires, quien sería receptor del agua, luego del paso por el canal Alternativa Norte que desagua en la Laguna el Chañar en las cercanías de la localidad de Teodelina: “Logró ponerse en funcionamiento 6 años después luego de la intervención de la Subsecretaria de los Recursos Hídricos de la Nación, pero aun así funciono de forma intermitente, e incluso hubo años en que no funcionó”, explicaron desde Fiume.

Por otro lado, en la zona sur se construyó otra estación de bombeo en el año 2011 con una capacidad de bombeo de 5 m3/s, coincidente con la restricción de la provincia de Buenos Aires: “De todos modos el funcionamiento de este sistema también ha sido intermitente”, destacaron desde la consultora en recursos hídricos.

CONCLUSIÓN
Desde Fiume consideran que si bien hay indicios de cambios climáticos, el régimen de precipitaciones no ha acusados grandes incrementos, y por más que se hayan hecho obras, la gestión no fue la adecuada, y el sistema nunca funcionó como lo previsto.

La cuenca La Picasa al no tener salida directa al mar u otro sistema mayor, y sumarse factores tales como cambios en el manejo interno de la cuenca, cambios que van desde uso de suelo para diferentes fines, canalizaciones, falta de control y monitoreo de las principales variables, falta de toma de decisiones políticas en el manejo integral de cuenca, entre otras y con la particularidad de que este sistema se encuentra compartido por tres provincias; genera resultados tales como los que se observaron.

Todo esto generó “situaciones extremas, cortando vías de comunicación importante para la región como la Ruta Nacional Nº 7 que siguiendo esta perspectiva va a estar mucho tiempo bajo agua”.

Te gusta? Compartilo!